Nueva tecnología para remover tumores

Científicos del hospital John Hopkins en Baltimore, Maryland, desarrollan una tecnología que podría cambiar el futuro de pacientes con cáncer cerebral.

Nueva tecnología para remover tumores

Varios científicos en el hospital John Hopkins en Baltimore, Maryland, entre ellos el doctor Alfredo Quiñones,  están desarrollando una tecnología que podría cambiar el futuro para pacientes con cáncer cerebral.

"Nos dimos cuenta que había una necesidad enorme de tratar de entender la diferencia en el cerebro de lo que es cáncer y lo que es el cerebro normal, dijo Dr. Alfredo Quiñones, Profesor de Escuela de Medicina

Las cirugías al cerebro son conocidas por su dificultad. Cuando los médicos intentan remover un tumor tratan de sacar la mayor cantidad y al mismo tiempo mantener las zonas sanas para el funcionamiento del cerebro. Un estrés que vive el Dr. Quiñones a diario.

"Al pensar que a lo mejor este paciente lo puedo dejar sin poder mover sus manos, los pies, sin poder abrazar a sus hijos, recordar a sus hijos, sin poder mirar," dijo Dr. Alfredo Quiñones

El Doctor Li junto a una estudiante de doctorado de ingeniería biomédica, Carmen Kut, están trabajando con el médico para crear una tecnología de imagen que le daría a los doctores  un mapa para mejor ayudarlos.

El doctor Li explica que convirtieron información cuantitativa a un mapa del cerebro codificado en colores. Él dice que siguen el principio de las luces de tráfico, verde siendo las partes saludables, rojo mostrando donde está el cáncer y las partes entre los dos en amarillo.

"Los investigadores explican que durante la cirugía, el doctor puede usar un instrumento como este para poner encima del área afectada y luego ver en la pantalla cuales partes tienen cáncer."

El cirujano dice que esta nueva tecnología puede hacer una gran diferencia en la vida de muchos pacientes.

"En un futuro no muy lejano, este aparato que hemos inventado va a ser mucho menos caro de los aparatos que estamos usando ahorita en los quirófanos los cual quiere decir que lo vamos a poder tener disponible para el resto del mundo en los siguientes 3 a 5 años, " dijo el Dr. Quiñones

Además el doctor dice que después de probarlo con pacientes, se podría usar para operar otros tipos de cáncer, un avance en la medicina a nivel global.

Más noticias

0 Comentarios