Niño en Brasil con decenas de agujas en cuerpo evoluciona bien tras cirugía

El niño brasileño de dos años, al que le introdujeron 31 agujas en su cuerpo en un ritual de magia negra, evoluciona "sin complicaciones significativas" después de haberse sometido a una operación para extraerle cuatro en áreas riesgosas, según un informe médico.

El niño brasileño de dos años, al que le introdujeron 31 agujas en su cuerpo en un ritual de magia negra, evoluciona "sin complicaciones significativas" después de haberse sometido a una operación para extraerle cuatro en áreas riesgosas, según un informe médico.El último parte médico emitido la tarde del sábado por el Hospital Ana Meri, de Salvador de Bahia (noreste), donde el viernes se realizó la cirugía, indicó que el estado del pequeño "evolucionó, sin complicaciones significativas".Además, el menor "respira sin necesidad de drogas para aumentar la presión" y "sus signos vitales son regulares y sin fiebre"."Su evolución es muy favorable....los objetos se retiraron de forma positiva, sin secuelas para el corazón y el pulmón", declaró a la televisión local a su vez Roque Aras, director médico del hospital.El niño fue operado con éxito el viernes cuando le quitaron dos agujas del pulmón izquierdo y otras dos cerca del corazón, las que representaban mayor riesgo para su vida, en una cirugía de unas cuatro horas realizada por cinco médicos y un anestesista.El pequeño será sometido a otras dos cirugías ya que tiene cerca de 30 agujas alojadas en diferentes partes del cuerpo.Aras señaló que la próxima cirugía, que podría ser a inicios de la semana próxima, se efectuará en el área del abdomen para retirarle al niño agujas que afectan al intestino y la vejiga.En una tercera intervención se le retirarán las agujas alojadas en su columna. Pero todo dependerá de cómo evolucione de las cirugías previas ya que se trata de una "operación delicada".Las agujas fueron introducidas en el tórax, abdomen, cuello y piernas del niño, en aparentes rituales de magia negra.El padrastro, Roberto Carlos Magalhaes, su amante, y otra mujer fueron detenidos el jueves, acusados de haber introducido las agujas durante los rituales.Magalhaes declaró a la policía de la localidad de Ibotirama (estado de Bahia), que se estaba vengando de su esposa, ya que discutían mucho.Magalhaes vivía junto a la madre del pequeño, Maria Souza Santos (38), la madre y los seis hijos de ésta.

Más noticias

0 Comentarios