Neighbors' Consejo podría cerrar sus puertas

El cierre de esta organización que opera en el área metropolitana podría dejar a miles de hispanos sin servicios de salud y entrenamiento.

Pedro Zelaya superó su propia marca, pero no en ciclismo, sino en el consumo de drogas y alcohol. Hace tres años ingresó al programa de abuso de sustancias de Neighbors’ Consejo.  

Miles de inmigrantes latinos de Washinton, Maryland y Virginia, al igual que Zelaya, han sido beneficiados por esta organización que hoy enfrenta la peor crisis en sus 15 años, ya que un 60 por ciento de sus empleados fueron despedidos.

Ahora, algunos de los empleados afectados denuncian lo que para ellos son irregularidades.
Las directivas, por su parte, justificaron el despido destacando que el monto en salario mensual de la institución ascendía a 89 mil dólares, con el recorte bajo a 40 mil.

Justificados o no los despidos, lo cierto es que a personas como Pedro que han logrado reinsertarse a la sociedad con la ayuda de Neighbors’ Consejo podrían quedar nuevamente a la deriva.   

Más noticias

0 Comentarios