Negociación sobre enriquecimiento de uranio iraní se retrasa en Viena

La negociación nuclear entre Irán y las potencias mundiales, que el martes debía reanudarse en Viena, se vio atrasada por consultas multilaterales entre bastidores, según fuentes diplomáticas que negaron toda relación con los críticas lanzadas horas antes por Irán contra Francia.

La negociación nuclear entre Irán y las potencias mundiales, que el martes debía reanudarse en Viena, se vio atrasada por consultas multilaterales entre bastidores, según fuentes diplomáticas que negaron toda relación con los críticas lanzadas horas antes por Irán contra Francia.La Agencia Internacional de Energía Atómica (AIEA), que organiza en su sede de Viena estas conversaciones entre Irán, Estados Unidos, Rusia y Francia, no dio ninguna explicación oficial a las dos horas de retraso en el inicio del segundo día de negociación."Se trata de la diplomacia habitual, las delegaciones intentan avanzar", declaró por su parte a la AFP un diplomático que pidió el anonimato."No se trata de la continuidad de la participación francesa sino más bien de cómo estructurar un acuerdo que satisfaga a todo el mundo. Incluso más allá de la política esto resulta complicado", agregó.En un primer momento, parecía que el retraso podía estar relacionado con los comentarios del ministro iraní de Relaciones Exteriores, Manuchehr Mottaki, que afirmó que Francia no debía participar en esta negociación.Irán informó a la AIEA de que necesitaba combustible para un reactor nuclear de investigación y se propuso que Rusia y Francia se hiciesen cargo del enriquecimiento del uranio.Las potencias occidentales buscan tener un mayor control del uranio iraní porque temen que Teherán lo esté utilizando para fabricar armas atómicas."La Agencia se puso en contacto con algunos países, y Estados Unidos y Rusia aceptaron participar en las negociaciones para suministrar el combustible", dijo Mottaki desde Teherán."Las negociaciones serán llevadas a cabo con estos dos países, en presencia de la Agencia. No necesitamos mucho combustible y no necesitamos la presencia de muchos países. No hay ninguna razón para que Francia esté presente", añadió.Las delegaciones de Francia, Irán, Rusia, Estados Unidos y la AIEA se habían reunido en una sala en la sede de la agencia antes de decidir el retraso en la reanudación de las conversaciones.Aparentemente, los representantes de Teherán y de París insistieron en salir juntos de la sala.La prensa iraní había afirmado el lunes que Teherán no quería a Francia en la mesa de negociación porque no respetó "obligaciones previas en relación a la cooperación nuclear con Irán".El canal de televisión estatal Al Alam citó a una fuente allegada a los negociadores iraníes en Viena según la cual Francia "no tiene un historial aceptable y ha obstruido las negociaciones entre Irán y la AIEA".Sin embargo, en Viena, los diplomáticos que participan en las negociaciones insistieron en que Francia seguía en el grupo. "Francia se mantiene en las conversaciones", dijo un diplomático a la AFP.Según cifras de la AIEA, Irán ha acumulado unos 1.500 kg de uranio débilmente enriquecido en su planta nuclear de Natanz, en violación de tres rondas de sanciones de la ONU para que ponga fin a sus actividades de enriquecimiento.Sin embargo, necesita uranio enriquecido en un porcentaje mucho mayor para alimentar un reactor de investigación en Teherán que genera isótopos necesarios para usos médicos, como el tratamiento del cáncer.

Más noticias

0 Comentarios