Negligencia se convierte en crimen

Madre de 18 años deja a su bebé en la bañera por atender llamada telefónica lo que causó que el niño falleciera ahogado.

Negligencia se convierte en crimen Negligencia se convierte en crimen

Negligencia se convierte en crimen

La policía dice que el 16 de febrero la joven, identificada como Sylvia González de 18 años, dejó a su bebé de 8 meses en la bañera con  agua hasta el ombligo cuando recibió una llamada y camino a la tienda.

5 minutos después se acordó pero cuando regreso el niño ya estaba inconsciente.

El pequeño murió el sábado en el Hospital Santa Rosa.

Los cargos para González podrían incrementarse a homicidio imprudencial.

Más noticias

0 Comentarios