Mussolini, antisemita y admirador de Hitler según diario íntimo de su amante

Un Mussolini antisemita, fascinado por la potencia del Tercer Reich de Adolfo Hitler y furioso contra el papa Pío XI, surge del libro "Mussolini Secreto", recopilación de los diarios íntimos de su amante Claretta Petacci de 1932 a 1938, que la editorial italiana Rizzoli publicará el miércoles.

Un Mussolini antisemita, fascinado por la potencia del Tercer Reich de Adolfo Hitler y furioso contra el papa Pío XI, surge del libro "Mussolini Secreto", recopilación de los diarios íntimos de su amante Claretta Petacci de 1932 a 1938, que la editorial italiana Rizzoli publicará el miércoles.El libro, del cual el diario Corriere della Sera publicó el lunes varios extractos, revela aspectos desconocidos de Benito Mussolini, el dictador fascista que gobernó Italia del 31 de octubre de 1922 al 25 julio de 1943."Era racista desde 1921. No sé cómo pueden pensar que imito a Hitler, él todavía no había nacido", le dijo Mussolini a su amante el 4 de agosto de 1938, al comentar las leyes antijudías de Hitler, durante una travesía marítima."Hay que darles a los italianos un sentido de la raza para que no generen mestizos, para que no arruinen lo que hay de hermoso en nosotros", agregó Mussolini.El 11 de octubre de 1938, durante otra travesía, Mussolini volvió a hablar de los judíos."Esa porquería de judíos, hay que destruirlos, haré una matanza como hicieron los turcos. Construiré una isla y los enviaré a todos. Ni siquiera tienen un poco de gratitud, de reconocimiento", dijo Mussolini según el diario de Claretta Petacci."EL fuhrer es muy simpático. En el fondo Hitler es un gran sentimental. Cuando me vio tenía lágrimas en los ojos. Realmente me quiere mucho", le comentó Mussolini a Petacci el 1 de octubre de 1938 al contarle los entretelones de la conferencia de Múnich.En otro pasaje del libro, la amante del dictador revela la furia de Mussolini contra el papa Pío XI al que acusa de "cercanía espiritual con todos los semitas" y pide que los casamientos religiosos entre judíos y católicos sean válidos."No sabes el mal que le hace ese Papa a la Iglesia. Nunca un Papa fue tan nefasto para la religión", le dijo Mussolini a su amante.

Más noticias

0 Comentarios