Mujica y Lacalle tejen alianzas de cara a la segunda vuelta en Uruguay

Los candidatos a la Presidencia de Uruguay, José Mujica y Luis Alberto Lacalle, empiezan a tejer estrategias y alianzas que les permitan ganar la segunda vuelta de las elecciones, el 29 de noviembre.

Los candidatos a la Presidencia de Uruguay, José Mujica y Luis Alberto Lacalle, empiezan a tejer estrategias y alianzas que les permitan ganar la segunda vuelta de las elecciones, el 29 de noviembre."El mercado de votos está muy restringido", dijo a la AFP el diputado Jaime Trobo, del Partido Nacional (PN, centroderecha), que postula al ex presidente Lacalle (1990-1995).En efecto, Lacalle, que en la primera ronda obtuvo 28,94% -sin contar los votos observados que la Corte Electoral empieza a contabilizar este martes- tiene más necesidad de sufragios que el ex guerrillero Mujica, que cosechó 48,16%.Pedro Bordaberry, del Partido Colorado (PC, centroderecha), que recibió 16,9%, se reunió el lunes durante media hora con el candidato del PN.Bordaberry, que había anticipado el domingo "en lo personal, voy a votar al doctor Lacalle", reiteró su apoyo al candidato y le recordó que el miércoles se reunirá la dirigencia del su partido para tomar una posición ante el balotaje; aunque pocos dudan que le dará su apoyo.De hecho, en los festejos de la noche del domingo frente a la Casa del Partido Nacional, podían verse banderas coloradas.Sin embargo, el PN y PC sumados arañan el 46%, lejos del más del 48% que cosechó la coalición oificalista de izquierda Frente Amplio (FA) que postuló a Mujica."Mujica sale con una ventaja importante" y "Lacalle tiene que convencer a muchos y Mujica a muy poquitos", dijo el analista Juan Carlos Doyenart, director de la encuestadora Interconsult.Lacalle intentará cosechar adhesiones también en el Partido Independiente, de Pablo Mieres, que obtuvo 2,47%; así como entre los electores que votaron en blanco o anulado, que suman 2,18%, y dentro del propio FA.En tanto, la definición sobre si el FA tendrá o no mayoría parlamentaria "agrega incertidumbre", estimó Trobo.Las proyecciones de los votos observados dan como algo seguro que el FA obtendrá la mayoría absoluta en el Senado, con 16 bancas de 30. De las 14 restantes, nueve serán para el PN y cinco para el PC.No obstante, la mayoría absoluta en la Cámara de Representantes, de 99 miembros, está todavía en duda. El FA tiene 49 bancas, el PN 30, el PC 17 y el PI dos, mientras la restante puede ser de la coalición de izquierda o colorada, lo que se despejará tras el escrutinio secundario, incluyendo los votos observados, que culmina el fin de semana.Tras la primera vuelta del domingo, "Lacalle llamó a Mieres para saludarlo por la elección. No hablaron de un eventual apoyo, pero puede entenderse como un llamado de aproximación", dijo Trobo.Mieres, que antes de la primera ronda había dicho que el PI no se pronunciaría por ninguno de los partidos que definirán la Presidencia, dijo a la AFP que por el momento no ha recibido "ningún pedido de apoyo". "En principio estamos en la misma posición", agregó."El jueves lo vamos a evaluar, porque hay hechos nuevos. Si el FA tiene mayoría parlamentaria, podríamos cambiar de postura. Lo vamos a analizar", sostuvo.Por su parte, Mujica podrá agregar a su votación en la primera vuelta algunos votos en la izquierdista Asamblea Popular, que obtuvo 0,66% de los sufragios, aunque su principal candidato, Raúl Rodríguez, anticipó que pretende votar anulado el 29 de noviembre.El ex guerrillero anunció que apela a todos los uruguayos a partir de lo que definió como un "proyecto nacional", y que buscará apoyo entre colorados y votantes del Partido Nacional.El candidato presidencial izquierdista dijo estar "convencido de que hay blancos que en la segunda vuelta no votarían a Lacalle"."Votarían a (Jorge) Larrañaga (candidato a vicepresidente del PN), pero a Lacalle no. Me aventuro a decirlo porque tengo datos y nombres", agregó el candidato favorito.En contraposición, la campaña de Lacalle pretende reunir votos de aquellos frenteamplistas que no estén dispuestos a votar a Mujica. Jaime Trobo aventuró que "algún votante del Frente que no le guste Mujica y que no quiera darle la suma del poder público con la Presidencia y el Parlamento podría darle el voto a Lacalle".

Más noticias

0 Comentarios