Mujer que rompió las reglas para ayudar a Casey lo hizo por pena

Silvia Hernández no recibió nada a cambio de colocar los documentos en un área común para que las mujeres pudiesen comunicarse contrario a lo establecido por el estatus de protección y aislamiento de sus casos.

Fuentes internas aseguran saber la razón por la cual una oficial del Condado Orange rompió las reglas de la institución y facilitó la entrega de correspondencia entre Casey Anthony y otra reclusa: sintió pena por ambas.

Silvia Hernández no recibió nada a cambio de colocar los documentos en un área común para que las mujeres pudiesen comunicarse contrario a lo establecido por el estatus de protección y aislamiento de sus casos.

A consecuencia, está suspendida hasta que concluya la investigación en torno a las 50 cartas de la única acusada por la muerte de su hija Caylee Marie que escribió a una traficante de drogas, identificada como Robyn Adams.

Esta última, fue trasladada a la prisión federal y ahora los documentos que presuntamente contienen información que podría afectar el caso, pasarán a ser parte de la evidencia contra Anthony.

La próxima audiencia en el caso está programada para el 5 de abril.

Más noticias

0 Comentarios