Muere ejecutado el francotirador John Allen Muhammad

Quien atemorizó a residentes del área de Washington por más de 3 semanas en el año 2002 y mató a 10 personas, murió ejecutado.

A las 9 con 6 minutos de la noche se le aplicó la inyección letal y a las 9 y 11 fue pronunciado muerto John Allen Muhammad quien no quiso elegir el método de ejecución, por lo que en Virginia si el acusado no elige entre la silla eléctrica o la inyección letal, el estado impone esta última.

El abogado defensor intentó apelar su ejecución ante la Suprema Corte de Justicia, luego pidió clemencia al Gobernador, pero ambas le fueron negadas. Así que como dicen algunos familiares de las victimas aquí, para muchos de ellos, se cierra un capítulo.

En este sitio, el Centro Correccional de Greensville en Virginia murió el John Allen Muhammad de 48 años, quien asesinó a sangre fría a 10 personas en el área de Washington. 

Horas antes de su muerte, el francotirador recibió visitas de su abogado, familiares cercanos y un consejero espiritual.

A las 5 de la tarde tuvo su última cena, que el mismo eligió sobre las 28 comidas del menú que se ofrecen en la prisión. A las 7 de la noche tomó un baño y las 9 fue ejecutado.

Varios de los testigos de la ejecución fueron los familiares de las víctimas. Uno de ellos fue Nelson Manuel Rivera, quien perdió su esposa a manos de Muhammad. Se trata de Lori Rivera que en aquel entonces tenía 25 años y en el momento de ser baleada estaba con su hija de sólo tres años y medio.

Después de la tragedia Nelson y su hija se trasladaron a Sacramento California, queriendo dejar este triste episodio atrás, pero según él, hasta hoy siente que se hizo justicia aunque esto no signifique que le devuelvan a su esposa.

Así como él, otros familiares, incluida la esposa de Muhammed llegaron esta noche al Centro Correccional y a puerta cerrada le aplicaron la inyección letal, y según testigos no quiso decir ni una sola palabra antes de morir y por el contrario dicen que lo hizo de una manera desafiante.

Sin embargo, en esta historia hay otro protagonista, su cómplice Lee Boyd Malvo, quien enfrenta cadena perpetua, y quien no pudo recibir el mismo castigo de Muhammed porque al momento de los ataques tenia 17 años y fue sentenciado como menor de edad. 

Más noticias

0 Comentarios