Mosley niega que hubiera una "venganza personal" en sanción a Briatore

El presidente de la Federación Internacional del Automóvil (FIA), Max Mosley, aseguró que la suspensión a Flavio Briatore para cualquier asunto relacionado con el automovilismo por su implicación en el 'Crashgate' no es una "venganza personal".

El presidente de la Federación Internacional del Automóvil (FIA), Max Mosley, aseguró que la suspensión a Flavio Briatore para cualquier asunto relacionado con el automovilismo por su implicación en el 'Crashgate' no es una "venganza personal".Briatore, al que se considero culpable de haber impulsado el accidente voluntario del brasileño Nelson Piquet Jr durante el Gran Premio de Singapur de Fórmula 1 en 2008, ha denunciado a la FIA ante la justicia francesa y ha acusado a Mosley de estar "cegado por un deseo excesivo de venganza personal".El italiano, una de las figuras más carismáticas de la Fórmula 1 en los últimos años y ex patrón de Renault, ha pedido un millón de euros en concepto de daños y perjuicios."La disputa a la que Briatore hace referencia es la que enfrentó a la FIA con algunas escuderías", recordó Mosley en un comunicado el jueves. "Pero el papel de Briatore era marginal. No hay ningún rencor de mi parte hacia él", aseguró el jueves Mosley, que recordó "una comida amistosa en Mónaco" hace un tiempo."Briatore debería ser el último en quejarse de un tratamiento injusto de la FIA. La FIA le ha concedido constantemente el beneficio de la duda, pero el incidente de Singapur era serio", subrayó.El empresario italiano fue uno de los rostros visibles de la rebelión de varios equipos de Fórmula 1 contra la FIA en la primera parte de la temporada, amenazando con crear un campeonato paralelo si no se retiraban las normas previstas para la temporada 2010.La suspensión a Briatore se produjo en el Consejo Mundial de la FIA del 24 de septiembre.

Más noticias

0 Comentarios