Moratinos defiende en La Habana diálogo político y cooperación con Cuba

El canciller español Miguel Ángel Moratinos desarrolla el lunes una "intensa" jornada en Cuba con el reto de demostrar que, a través del diálogo y cooperación, se pueden cumplir las exigencias de cambios en la isla formuladas por opositores y miembros de la Unión Europa (UE).

El canciller español Miguel Ángel Moratinos desarrolla el lunes una "intensa" jornada en Cuba con el reto de demostrar que, a través del diálogo y cooperación, se pueden cumplir las exigencias de cambios en la isla formuladas por opositores y miembros de la Unión Europa (UE).Según un comunicado cubano, el canciller Bruno Rodríguez dijo a Moratinos durante las conversaciones oficiales que sin la eliminación de la "injerencista y unilateral" Posición Común de 1996 no son posibles las relaciones normales entre la isla y el bloque.España ocupará la presidencia rotativa de la UE en el primer semestre de 2010 y no oculta su interés por la derogación de la Posición Común de 1996, según la cual se exige a La Habana avances en materia democrática y de derechos humanos a cambio de cooperación.Suecia -actual presidente- y otros miembros de la UE, se muestran reacios a eliminar la Posición, mientras que el opositor Partido Popular español amenazó con romper el Pacto Estatal con el Gobierno Socialista por ese propósito."Derogar la Posición Común sería un contrasentido, pues la situación de numerosos derechos lejos de mejorar ha empeorado", dijo a la AFP el activista opositor cubano Elizardo Sánchez.El ministro español -dice el comunicado cubano- "reiteró la voluntad de avanzar hacia un nuevo marco de relaciones de la institución comunitaria con Cuba", cuando Madrid ocupe la presidencia.Cuba "reiteró la voluntad de avanzar en el desarrollo de los vínculos entre ambas naciones" y España "expresó su disposición de avanzar en el diálogo bilateral y su satisfacción por el desarrollo de la cooperación", según el texto.Después que Raúl Castro sustituyó a su hermano enfermo Fidel Castro en la presidencia, en julio de 2006, el ejecutivo socialista español comenzó a defender el diálogo en vez del enfrentamiento con Cuba.Moratinos realizó su primera visita en 2007 y en ella restableció la cooperación y el diálogo político, que incluye temas controvertidos como derechos humanos."Mi primera visita abrió un camino", dijo el canciller, pues "marcaba una nueva política en un contexto donde Cuba se encontraba un poco aislada", añadió.Bajo la influencia de Madrid, el resto del bloque suprimió en 2008 las sanciones impuestas a La Habana por el encarcelamiento de 75 disidentes, y acordó restablecer el diálogo político.Pero Bruselas no percibe avances en la situación cubana y Raúl Castro advirtió en agosto que no haría concesiones políticas a Estados Unidos ni a la UE.Más allá del aumento de la cooperación anunciada por Moratinos, que ya pasó de 17 millones de euros en 2007 a 34 este año, la apertura en esta jornada de una Oficina Técnica de Cooperación, en la agenda bilateral hay otros puntos que fueron tocados por los cancilleres, según fuentes españolas.Entre esos está la situación de un empresario español detenido en La Habana, la inmovilización de las cuentas bancarias de las empresas españolas que operan en Cuba producto de la crisis, la deuda externa de unos 2.000 millones de dólares, entre otros.El colofón de la visita parece ser un posible encuentro con el presidente Raúl Castro, lo cual -en opinión de medios diplomáticos- sería una señal de que La Habana es receptiva a la política de Madrid.España es el tercer socio comercial de Cuba tras Venezuela y China, y su comercio bilateral cerró 2008 con 1.400 millones de dólares, según cifras oficiales cubanas. También es uno de los países con más inversiones en la isla y origen de numerosos turistas que llegan al país.

Más noticias

0 Comentarios