Morales rechaza críticas de observadores europeos sobre elección boliviana

El presidente boliviano, Evo Morales, rechazó un informe de la Misión de Observadores de la Unión Europea que objetó el uso de medios de difusión estatales en la campaña oficialista para las elecciones del domingo pasado, en las que triunfó con más de 60% de los votos.

El presidente boliviano, Evo Morales, rechazó un informe de la Misión de Observadores de la Unión Europea que objetó el uso de medios de difusión estatales en la campaña oficialista para las elecciones del domingo pasado, en las que triunfó con más de 60% de los votos.Morales, que gobernará en un segundo mandato hasta el año 2015, consideró inexactas las observaciones de la UE cuestionando el uso de los medios estatales --como radio Patria Nueva y el canal Bolivia TV-- en beneficio de la campaña oficialista.Un acápite del informe -que elogia el desarrollo de los comicios bolivianos y alerta acerca de la debilidad de las instituciones constitucionales- también criticó a los medios privados por favorecer a la oposición."Hemos observado proliferación de propaganda institucional claramente pro oficialista. Se han observado diversos casos de utilización de recursos públicos a favor del oficialismo y muy especialmente a través de la propagación de los medios de comunicación de titularidad Estatal", dijo la jefa de la misión de la UE, Renate Weber, en su balance de los comicios.Además, cuestionó que los canales privados dieran más información a favor de la oposición, como ATB (68%), Unitel (58%), Red Uno (57%) y PAT (54%).Morales -cuya política comunicacional es su más eficiente arma política, según analistas locales- aseguró que su partido, el Movimiento Al Socialismo (MAS), "ha pagado por el uso de los espacios de propaganda electoral en radio Patria Nueva y en el canal de televisión estatal".También dijo que los partidos opositores debieron alquilar los espacios de la televisión gubernamental.El mandatario -un indígena de tendencia izquierdista- subrayó por otra parte que su gobierno "no tiene canales privados a su servicio, como sucedió con algunos frentes de oposición".Según Morales, los principales canales se toman demasiadas libertades al ejercer su labor. "Hay una exagerada libertad de expresión", dijo el martes, consultado por medios locales sobre la tirante relación prensa-gobierno.Según el informe de la UE, el canal estatal "Bolivia TV dedicó un 62,7% de su espacio informativo al MAS, mientras que los siete partidos de oposición recibieron en conjunto una cobertura del 37,2%".Sobre la radio Patria Nueva, el 59,6% del tiempo de antena de noticieros, magazines y debates "se atribuyó a candidatos del MAS, frente a un 40% para los candidatos de oposición".El primer informe de la UE, que emitirá uno final en enero próximo, también mencionó que canales privados tuvieron roles diferentes: varios inclinados a favor de la oposición y pocos en el marco de una labor de equilibrio.Unitel, Red Uno y PAT, de grandes audiencias, están en manos de ricos empresarios banqueros, agrícolas y comerciantes del departamento de Santa Cruz (este), la región más rica de Bolivia y bastión de la derecha.ATB estaba en manos del grupo mediático español Prisa, que vendió su participación a la sociedad privada Akaishi Investments, sin que se tenga precisión de su composición accionaria, su origen y la nacionalidad de los dueños.La UE, en su evaluación, destacó en cambio el trabajo equilibrado del canal privado RTP, de escasa audiencia.

Más noticias

0 Comentarios