Michelle Obama dice 'Sí, se puede' a los jóvenes mexicanos

La primera dama estadounidense, Michelle Obama, saltó y bailó con escolares y exhortó a universitarios a abrazar el lema 'Sí se puede' que llevó a su marido al poder, al inaugurar en México su propia agenda internacional que anunció estará marcada por el contacto con la juventud.

La primera dama estadounidense, Michelle Obama, saltó y bailó con escolares y exhortó a universitarios a abrazar el lema 'Sí se puede' que llevó a su marido al poder, al inaugurar en México su propia agenda internacional que anunció estará marcada por el contacto con la juventud.

Además, Obama destacó que su viaje a México remarca los estrechos vínculos entre los dos países que comparten una frontera de 3.200 km y que por ello no dudó cual sería el destino de su primer viaje, que antes tuvo una sorpresiva escala el martes en Haití.

"Cuando vino el momento de decidir a donde quería hacer mi primer viaje internacional sola como primera dama, la decisión fue evidente: México por supuesto", señaló en en la jesuita universidad Iberoamericana donde habló ante centenares de estudiantes de 15 facultades.

"Necesitamos que ustedes trabajen cuanto puedan, lo hagan lo mejor posible, que saquen adelante ese lema que resume el espiritu de la juventud, tres simples palabras: Sí se puede", dijo Obama al finalizar 20 minutos de intervención que arrancó algunas salvas de aplausos.

Mientras ella hablaba algunos estudiantes con sus celulares enviaban avances de la conferencia por medio del sitio de microblogueo 'twitter'.

En el vuelo en que llegó a México, Obama subrayó que el contacto con la juventud será prioritario en su agenda. "Mi agenda internacional como primera dama, se centrará en el contacto con los jóvenes", declaró según un video difundido por la Casa Blanca.

La agenda de Obama comenzó con un encuentro de una hora con su par mexicana Margarita Zavala. Ambas "refrendaron su interés particular en impulsar proyectos relacionados con el futuro de la niñez y la juventud", y con la atención a retos de salud pública como la obesidad, señaló un comunicado oficial.

La primera dama estadounidense llegó en una caravana rodeada de estricta seguridad que recorrió el emblemático paseo de la Reforma hasta el bosque de Chapultepec, el céntrico pulmón donde se ubica la residencia oficial.

Su par mexicana, que fue congresista hasta que su esposo Felipe Calderón inició su campaña presidencial, le expuso las estrategias para atender el consumo juvenil de drogas y los casos de más de 17.000 niños y adolescentes mexicanos y extranjeros que intentaron cruzar la frontera estadounidense sin compañía.

Luego, ambas recorrieron el Museo Nacional de Antropología que alberga piezas reconocidas de las culturas precolombianas mexicanas, una visita que finalizó con música interpretada por un coro de decenas de niños ciegos y otro de una escuela para sordomudos, que usaron lenguaje de señas.

La primera dama correspondió a la interpretación con un "gracias", en español. También usó ese idioma en la universidad para decir brevemente que se sentía "entre amigos".

La música tampocó faltó en la visita a la escuela "7 de enero" en la comuna popular Cove, done Obama contagiada de la alegría de los escolares, que le cantaron "Cielito lindo", se unió a ellos saltando y bailando.

La visita se enmarca en el acercamiento que los gobiernos de los dos países han tenido en las últimas semanas, mientras el narcotráfico siembra de violencia la frontera.

El lunes Washington renovó sus advertencias sobre el riesgo de viajar a México donde se atribuye a la violencia del narcotráfico 22.743 muertes desde que Felipe Calderón asumió el poder en 2006.

En marzo, tras el asesinato de dos ciudadanos de Estados Unidos y del esposo de una funcionaria consular de ese país en Ciudad Juárez, vecina de El Paso (Texas), ambos países celebraron una reunión ministerial en la capital mexicana centrada en temas de seguridad. En mayo Calderón hará una visita oficial a Washington.

Más noticias

0 Comentarios