Menopausia: El tratamiento de reemplazo hormonal

Hay una fecha que toda mujer interesada en el tratamiento de la menopausia debe recordar: 17 de julio del 2002. Yo particularmente nunca la olvidaré…

Hay una fecha que toda mujer interesada en el tratamiento de la menopausia debe recordar: 17 de julio del 2002. Yo particularmente nunca la olvidaré…

En esa fecha, la Iniciativa de Salud de la Mujer (un extraordinario estudio del que tuve honor de ser miembro consejero) publicó en la prestigiosa Revista de la Asociación Medica de Norteamérica

JAMA) el resultado del primer estudio sobre el tratamiento de reemplazo hormonal durante la menopausia. Para quien tenga interés en conocer todos los materiales educativos e informativos que se crearon esa fecha, le sugiero visitar este sitio

Hasta ese momento, los médicos (incluyendo al que esto escribe) estábamos convencidos de que si una mujer llegaba a la menopausia, no había nada más lógico (y beneficioso) que darle lo que le faltaba: las “maravillosas” pastillas de reemplazo hormonal. Es más, nuestro discurso incluía una serie de posibles maravillosos beneficios preventivos: le va a proteger el corazón, decíamos; le va a dar mas lucidez mental, agregábamos; le va a mejorar la circulación, repetíamos. En otras palabras, además de tratar los síntomas de la menopausia, los médicos pensábamos que los reemplazos de hormonas servían para prevenir muchas condiciones.

Gran golpe ese del mes de julio del 2002, después de analizar los datos de cerca de 16.608 mujeres entre 50 y 79 años, el estudio (programado a durar 8 años), fue detenido de manera urgente solo al quinto año. La razón de esa intempestiva decisión fue que se encontró que aquellas mujeres en menopausia que tenían útero y que tomaban una

combinación

de estrógenos y progesterona tuvieron las siguientes complicaciones:

• 41% mayor riesgo de derrames cerebrales

• 29% mayor riesgo de ataques cardíacos

• Doble riesgo de desarrollar coágulos en las piernas (trombo embolismo venoso)

• 22% mayor riesgo de desarrollar enfermedades del corazón

• 26% mayor riesgo de cáncer del seno

Los efectos positivos fueron sin embargo:

• 37% reducción de casos de cáncer del colon

• 33% reducción de fracturas de la cadera

• 24% reducción de fracturas de cualquier tipo

La noticia causó un efecto mundial inmediato. En solo 3 meses, el consumo de hormonas femeninas disminuyó en un 80%, solo en los Estados Unidos. Se calculó que al darse a conocer el estudio, aproximadamente 6 millones de mujeres norteamericanas tomaban sus hormonas diariamente.

En los próximos años, muchos otros estudios, tanto en EE.UU. como en Europa confirmaron los indeseables efectos secundarios de las hormonas femeninas de reemplazo en combinación. Uno de los más importantes estudios fue el Estudio Europeo del Millón de Mujeres, que demostró en el 2003 un mayor riesgo de desarrollar cáncer de las mamas en las mujeres que tomaban una combinación de hormonas femeninas de reemplazo.

En este momento es muy importante aclarar algunos conceptos relacionados al tratamiento hormonal de reemplazo en la menopausia. Cuando una mujer tiene útero, ella debe tomar una combinación de dos hormonas, el estrógeno y la progesterona; mientras que si ella no tiene útero (porque tuvo una histerectomía), solo debe tomar el estrógeno.

La razón por la que una mujer con útero debe tomar dos hormonas es porque la progesterona contrarresta el efecto del estrógeno sobre el útero y evita el cáncer de este órgano. Al no tener útero, el peligro del estrógeno sobre ese órgano no existe, por lo que la mujer histerectomizada solo debe tomar estrógeno. El producto de combinación más vendido en el mundo es el

PremPro

(una sola pastilla que combina el

Premarin

o estrógeno y la

Provera

o progesterona). Tanto el estudio inicial de la Iniciativa de Salud de la Mujer, como el estudio del Millón de Mujeres fueron hechos con el PremPro.

Pero quedaba la duda, ¿serían los efectos negativos de las combinaciones hormonales los mismos que los de la hormona sola? La respuesta la dieron varios estudios, notablemente el mismo estudio de la Iniciativa de Salud de la Mujer, que demostró que las mujeres histerectomizadas en tratamiento de reemplazo hormonal simple tuvieron 39% más riesgo de sufrir de un ataque cerebral.

En la actualidad, la idea es que las hormonas no deben darse nunca para prevenir condición alguna a una mujer que no tiene síntomas de menopausia.

Es decir si la mujer esta en menopausia, pero no tiene síntomas, NO debe recibir hormonas.

Diferente es la historia en mujeres que tienen síntomas de menopausia, sobre todo si estos son discapacitantes e interfieren con la calidad de vida de la mujer. En ese caso, después de recibir una adecuada explicación de los riesgos y beneficios del tratamiento por parte del medico, la mujer puede tomar hormonas,

pero no por más de 5 años

. La mujer debe saber que ella está tomando un medicamento que aunque la mejora, puede tener serios efectos secundarios.

En otras palabras, y a diferencia de lo que se hacía hasta antes de julio del 2002,

las hormonas ya no se dan como caramelitos preventivos

. El uso de las hormonas es un asunto muy serio y que debe ser estrictamente monitoreado por un médico.

Muchos médicos recetan el Tibolone

Livial), una hormona artificial que se pensaba no tenía los mismos efectos que el Premarin o el PremPro. Este estudio demuestra que si bien es cierto el Tibolone puede reducir el riesgo de fracturas, del cáncer del seno y del colon, puede aumentar el riesgo de derrames cerebrales, especialmente en mujeres mayores de 70 años. Es muy importante saber que los estudios se hicieron con una dosis diaria de 1,25 MG de Tibolone y las pastillas comúnmente usadas tienen el doble de dosis (2.5 MG). Se piensa que esa mayor dosis pueda causar también una mayor frecuencia de problemas

En el próximo post

: Tratamientos alternativos, incluyendo los tratamientos con las llamadas hormonas bio-idénticas.

Para ver un magnífico video acerca de la Iniciativa de Salud de la Mujer (con subtítulos en Español), por favor búsquela aquí (Necesita RealPlayer).

Estos son tres buenos recursos para leer mas sobre la menopausia:

Del Instituto Nacional del Envejecimiento de los EEUU

De la Iniciativa Nacional de la Mujer de EE.UU.

De la FDA (Administración de Medicinas y Alimentos de los EE.UU.)

NOTA: Debido a que en los medios de comunicación masivos (radio, TV, Internet) NO se pueden hacer las 3 cosas que se necesitan para hacer un diagnóstico médico: conversar y examinar al paciente y ordenar e interpretar exámenes auxiliares, en este post no se pueden contestar preguntas relacionadas a casos específicos de pacientes.

Solo las preguntas de corte general serán contestadas.

Les rogamos consultar los casos específicos con sus médicos de cabecera. Espero sepan comprender.

El Dr. Elmer Huerta ve pacientes en el Washington Hospital Center en Washington DC y es Presidente de la Sociedad Americana del Cáncer.
Tiene tres programas de radio diarios, tres programas de televisión semanales y además escribe para revistas y periódicos e Internet.

Más noticias

0 Comentarios