Mariposas de homenaje al paisajista francés Thays que embelleció Argentina

Una suelta de mariposas dio por inaugurada el miércoles la muestra "Un jardinero francés de Buenos Aires", que recorre la vida y obra del paisajista Carlos Thays, quien diseñó gran parte de los parques públicos y jardines que aún hoy embellecen la capital argentina.

Una suelta de mariposas dio por inaugurada el miércoles la muestra "Un jardinero francés de Buenos Aires", que recorre la vida y obra del paisajista Carlos Thays, quien diseñó gran parte de los parques públicos y jardines que aún hoy embellecen la capital argentina.Este urbanista visionario y protector del medio ambiente nacido en Francia en 1849 llegó a los 40 años a Argentina, donde formó su familia y desarrolló su obra hasta que murió en 1934 en Buenos Aires, que ahora le rinde tributo."Esta exposición es más oportuna y justa que una visión sólo retrospectiva y nostálgica. La lección principal de Charles Thays es que su obra no es del pasado sino que tenemos que cuidar el presente para el futuro", destacó el embajador francés en Argentina, Frédéric Baleine du Laurenz, antes de dejar revolotear a su alrededor las mariposas.La exposición-homenaje, curada por la arquitecta Sonia Berjman, permite ver fotos, maquetas, planos, mobiliario urbano, objetos personales y documentos, muchos de ellos aportados por los herederos del hombre que embelleció el espacio público y cuya obra es rescatada en los albores del Bicentenario que se celebrará el año próximo."El gusto por los jardines de cualquier dimensión que sean es una de las más caracterizadas expresiones del grado de civilización alcanzada por una nación", reza una frase de Thays de 1891, en una de las salas del Centro Cultural Recoleta, sede de la muestra que estará abierta al público hasta el 6 de diciembre.El patio Los Tilos del centro cultural fue ambientado con un jardín de diversas especies de flores y 'techado' con una gran red para que queden atrapadas las 300 mariposas que se liberarán diariamente en homenaje a Thays.Ganador absoluto en 1891 de un concurso para ser director de Paseos de Buenos Aires, el 'jardinero francés' creó o recuperó decenas de parques públicos, entre ellos Lezama, 3 de Febrero o Avellaneda, y plazas como De Mayo y Congreso, que siguen siendo pulmones verdes de la Capital, que hoy concentra a tres millones de habitantes.El paisajista que plantó 150.000 árboles en la capital y creó el jardín botánico de Buenos Aires, trasladó la fisonomía parisina a decenas de jardines privados y parques de otras ciudades argentinas, además de intervenir en sitios de Montevideo y Santiago de Chile.Carlos Thays IV, su bisnieto, presente en la inauguración junto a su anciano padre, Carlos Thays III, rescató del suelo una mariposa que no logró despegar y la mantuvo sobre su brazo mientras hablaba con la AFP.Este hombre de 50 años que carga con el nombre y la responsabilidad de la dinastía familiar, no duda en elegir al parque San Martín de Mendoza (1.000 km al oeste) como la más bella creación de su célebre antepasado."En el parque San Martín mi bisabuelo hizo una transformación milagrosa del paisaje. Es impactante que frente a la Cordillera de los Andes haya pensado en un gran jardín para vivirla, con un lago para refrescar la ciudad seca. Combinó lo utilitario y lo bello", dijo a la AFP.Thays "buscó interpretar los lugares, hacer una estética a partir de ellos, con sencillez, sin montar escenografías ni mentiras", insistió el bisnieto.La muestra, organizada por la Embajada de Francia y el ministerio de Cultura porteño, también abarca las investigaciones de Thays sobre especies autóctonas -- al punto que se interesó por el cultivo sistemático de la yerba mate--, mientras que una video-instalación permite al visitante 'pasear' entre los parques de París y Buenos Aires.Una jornada sobre paisajismo y una muestra fotográfica, organizadas por la Alianza Francesa, completan el homenaje.

Más noticias

0 Comentarios