Marcha de coraje, dolor y desagravio en Juárez

Residentes de la ciudad más violenta del mundo salieron a las calles a pedir justicia y alto a la violencia.

Marcha de coraje, dolor y desagravio en Juárez Marcha de coraje, dolor y desagravio en Juárez

Marcha de coraje, dolor y desagravio en Juárez

Este sábado se llevó a cabo una marcha en contra de la violencia en Ciudad Juárez, México, la ciudad reconocida como la más violenta del mundo.

La marcha de este sábado se convocó a través del Internet y alrededor de 1,500 estudiantes, familias, y luchadores sociales se fueron agregando al contingente que partió del emblemático monumento a Benito Juárez en el primer cuadro de la ciudad portando pancartas y gritando consignas en contra de la presencia de militares en la ciudad y pidiendo solución a las más de 4,500 ejecuciones que se han suscitado en los últimos 2 años y en donde han muerto decenas de menores de incluso meses de edad.

Esta marcha es la evidencia del hartazgo de una comunidad luego de que la masacre de 15 estudiantes el pasado 30 de enero en Villas de Salvarcar llamara la atención de los medios internacionales y lograra que el Presidente Felipe Calderón visitara la ciudad el pasado miércoles para efectuar una serie de reuniones donde dio a conocer una nueva estrategia que busca mitigar la situación de la ciudad.

Luz María Dávila, la mujer que perdió a sus únicos 2 hijos en la masacre de adolescentes, fue una de las mujeres quien lideraba la marcha. Dávila se manifestó de igual forma el pasado miércoles ante el Presidente de la República diciéndole durante la conferencia de prensa del mandatario que no era bienvenido a la ciudad.

Algunas madres de las víctimas de la matanza estudiantil dieron unas palabras antes de emprender la marcha, en las que lanzaban un clamor de justicia.

El contingente luego caminó hasta el puente Santa Fe, donde realizaron una representación de la agresión entre militares y estudiantes, en referencia a los golpes sufridos por diversos manifestantes el pasado miércoles a las afueras del Centro de Convenciones Cibeles, donde los granaderos federales agredieron a estudiantes que se manifestaban afuera de la conferencia que presidía Calderón y donde 4 de ellos fueron “levantados” por las autoridades ser liberados momentos más tarde.

“Ni una más, ni uno menos. Basta ya de violencia”, decía el cartel sostenido por Dávila, en referencia al conocido caso de las mujeres muertas de Juárez, los ejecutados de los últimos años y el clima de inseguridad de la ensangrentada frontera.

Más noticias

0 Comentarios