Maradona sigue como DT argentino pero la historia tiene final abierto

Diego Maradona logró salir con vida de las eliminatorias sudamericanas como selecccionador de fútbol de Argentina al clasificarse con angustia al Mundial de Sudáfrica-2010, pero todavía hay mar de fondo en el combinado albiceleste.

Diego Maradona logró salir con vida de las eliminatorias sudamericanas como selecccionador de fútbol de Argentina al clasificarse con angustia al Mundial de Sudáfrica-2010, pero todavía hay mar de fondo en el combinado albiceleste."Voy a hablar con (Julio) Grondona (presidente de la Asociación del Fútbol Argentino, AFA), y voy a ver", admitió Maradona consultado sobre si se va o se queda.La declaración pasó casi inadvertida para los medios que difundían frenéticamente encuestas, reacciones y análisis de los insultos que le dedicó el DT a algunos periodistas tras el partido con Uruguay (1-0), que le dio al país una plaza en la Copa del Mundo.Incluso la FIFA no pudo permanecer ajena y anunció que abrirá una investigación para determinar si el seleccionador merece una sanción disciplinaria por herir la dignidad de personas.La reacción de Grondona, hombre fuerte del fútbol y vicepresidente de la FIFA, fue arrojarle a Maradona un salvavidas al afirmar que cualquiera pierde el control en una situación límite."No pienso en cambios", puntualizó el dirigente de 78 años que ocupa el sillón mayor del fútbol local desde hace 30 años.Pero Grondona también deslizó una advertencia, al indicar que la confianza "no quita que tanto Diego como todos nosotros no podamos mejorar las cosas. Sin duda hay que arreglar cosas".Salta a la vista que la imagen del ídolo está muy dañada, en un país apasionado por el fútbol hasta el paroxismo y donde muchos aficionados le han retirado el crédito como DT, según los sondeos."Lógicamente no estoy conforme con lo futbolístico, pero el fútbol se ve desde muchos lugares, desde el del espectador, el del hincha, el de quien tiene que conducir, también desde el lado económico", teorizó Grondona.Conducida por Maradona, Argentina ganó nueve partidos y perdió cuatro, sin empates, pero hay que encontrar con lupa a un hincha que le guste como juega un equipo.En este barco sin brújula, hasta Lionel Messi, candidato a mejor futbolista del mundo, es un fantasma que deambula sin rumbo, mientras que el DT probó a 78 jugadores desde su asunción hace 11 meses.Antes del partido con Perú, que Argentina ganó 2-1 agónicamente en la penúltima fecha de la eliminatoria, Maradona también se había enojado al indicar que nadie le forma el equipo, cuando versiones de la prensa hablaban de la injerencia del mánager, Carlos Bilardo.No es un secreto el malestar interno porque hay autoridades de AFA que desean el reemplazo del ayudante de campo, Alejandro Mancuso, un hombre tan fiel a Maradona que su presencia es casi una condición de continuidad del DT.Pero al final del partido en Montevideo, Maradona y Bilardo se abrazaron casi llorando e incluso al DT que guió a Argentina a ganar el Mundial de México-1986 se lo vio dando instrucciones desde el túnel de acceso al campo.En los próximos días, a lo sumo semanas, Grondona, Bilardo y Maradona mantendrán una reunión clave, en la que hablarán a calzón quitado hasta definir quién sigue, quién se va -si es que se va alguien-, y cuál es la estrategia hasta el Mundial.Esa será la hora de la verdad, al margen de los exabruptos, para poner en marcha un plan, que incluya a los jugadores, como el veterano e influyente Juan Verón, quien acaba de decir que "el equipo tiene un margen para mejorar".Por el momento las voces críticas abundan y César Menotti, el DT que guió a los albicelestes al título en el Mundial de Argentina-1978, dijo que "Argentina anduvo sin ideas, errante, turbulenta, intentando esta clasificación, finalmente obtenida desde el talento individual y el esfuerzo"."Demasiado poco para tanta historia", opinó Menotti.Pero al menos algo quedó en claro dentro de tanta confusión, porque además de los confirmados Messi y Javier Mascherano (Liverpool, Inglaterra), Maradona dijo haber encontrado "al nueve" (centrodelantero) en Gonzalo Higuaín (Real Madrid, España) y al arquero en Sergio Romero (AZ Alkmaar, Holanda).

Más noticias

0 Comentarios