Malestar en Jordania por un agente doble que pudo atentar contra la CIA

El autor de un atentado suicida que causó la muerte de siete miembros de la CIA y un oficial de inteligencia jordano el 30 de diciembre en Afganistán, sería un agente doble jordano que trabajaba para Al Qaeda, una información que suscitaba este martes malestar en Jordania.

El autor de un atentado suicida que causó la muerte de siete miembros de la CIA y un oficial de inteligencia jordano el 30 de diciembre en Afganistán, sería un agente doble jordano que trabajaba para Al Qaeda, una información que suscitaba este martes malestar en Jordania.Según la cadena estadounidense NBC News, que citó a fuentes occidentales de inteligencia, este jordano, identificado como Humam Jalil Abu Mulal Al Balawi, había sido reclutado por los servicios de información de su país, pero trabajaba como agente doble al servicio de Al Qaeda.El agente había sido enviado a Afganistán con la misión de encontrar y entrevistarse con el número dos de la red Al Qaeda, el egipcio Ayman Al Zawahiri.El agente trabajaba en los servicios secretos jordanos con otro oficial, identificado por la agencia de prensa Petra con el nombre de Ali Bin Zeid, octavo hombre que murió en el atentado.Este oficial "era miembro de la familia real hachemita, lo que explica que el rey y la reina asistieran a sus funerales, y que fuera tratado como héroe nacional", explicó a AFP Bruce Riedel, ex agente de la CIA y consejero de la Casa Blanca.Al Balawi, según los responsables de información interrogados por NBC, habría llamado la semana pasada afirmando que debía encontrarse con el equipo de la CIA basado en Jost, en el este de Afganistán, ya que disponía de informaciones urgentes relativas a Ayman Al Zawahiri."El kamikaze (Al Balawi) parece haber sido enviado por el propio Ayman Al Zawahiri para cometer el atentado", añadió Bruce Riedel, aunque precisó que aún quedaba por confirmar esa información.El atentado fue reivindicado por los talibanes.El ministro de Información jordano, Nabil Sharif, interrogado por AFP, desmintió categóricamente estas informaciones. "Los servicios jordanos de información no están de ninguna manera implicados en semejantes operaciones", de inteligencia cooperando con Estados Unidos en Afganistán, afirmó.Sin embargo miembros de la familia del capitán Ali bin Zeid, de 33 años -primo lejano del rey Abdalá II- dijeron a AFP que el hombre se hallaba "en misión en Afganistán desde hace 20 días", cuando se produjo el atentado."Jordania debe sentirse incómoda por el hecho de que su cooperación con la CIA se haya divulgado tras la muerte del capitán Ali, lo que va a molestar a una población que es mayoritariamente antiestadounidense", dijo a AFP un diplomático occidental.Por otra parte, según medios islámicos en Ammán, el supuesto kamikaze -también conocido como "Abu Dujana al Jarassani"- tenía 36 años y era médico. Era originario de la ciudad mayoritariamente pobre e islámica de Zarka, a unos 23 kilómetros al noreste de Amman.El individuo habría sido detenido por sus vínculos con Al Qaeda y luego reclutado por los servicios de inteligencia jordanos para infiltrarse en las filas de este movimiento, y tratar de acceder Al Zawahiri, según el sitio islámico Ana Mouslim."Pasó meses entre Afganistán y Pakistán, y suministró informaciones a los norteamericanos que los Muyaidines quería hacerles llegar. Cada vez que estas informaciones pudieron ser verificadas por los estadounidenses, aumentaba entre éstos su confianza en Abu Dujana", según el sitio.El sitio proporciona detalles del atentado, indicando que "Abu Dujana" debía citarse con el equipo de la CIA en Jost, bajo ese pretexto de poseer informaciones urgentes sobre el número dos de Al Qaeda.Al llegar, no fue cacheado, e incluso -según el sitio- un hombre de la CIA habría dicho: "Es nuestro hombre, no es necesario cachearlo"."Abu Dujana" habría enseguida esbozado "un plan en un papel como para designar un objetivo"."Les dijo: 'acérquense para ver mejor'. Una vez que todos los agentes de la CIA se hallaron junto a él, se hizo explotar.En un informe publicado el lunes en el sitio del Center for a New American Security, un grupo de reflexión de Estados Unidos, el general Michael Flynn, jefe de información militar en Afganistán, denunció la falta de curiosidad de los agentes de información norteamericanos y la ausencia de investigaciones profundas.Flynn exhortó a reformar radicalmente "un aparato de información incapaz de hallar respuestas a asuntos fundamentales sobre el entorno en el que nos movemos, y sobre la gente que intentamos proteger y convencer" para que colaboren.

Más noticias

0 Comentarios