MA: Se celebrará misa en memoria de Kithzia Lopez Robles y por la salud de Verónica Robles

El próximo viernes 11 de marzo se celebrará una misa en memoria de Kithzia Lopez Robles, la única hija de Verónica Robles y Willy Lopez quien falleció en 2008. También en esta misa se pedirá por la sanación de Verónica Robles quien desde el año pasado lucha contra el cáncer. La misa se llevará a cabo en La iglesia Santa Rosa de Lima en Chelsea a las 7:00pm.

El próximo viernes 11 de marzo se celebrará una misa en memoria de Kithzia Lopez Robles, la única hija de Verónica Robles y Willy Lopez quien falleció en marzo del 2008. También en esta misa se pedirá por la sanación de Verónica Robles quien desde el año pasado lucha contra el cáncer. La misa se llevará a cabo en La iglesia Santa Rosa de Lima 601 Broadway en Chelsea a las 7:00pm.

En noviembre del año pasado después de entrar a la sala de emergencia por causa de hemorragia severa, Verónica Robles fue diagnosticada con cáncer cervical en etapa avanzada con 5 tumores; inmediatamente fue referida al Massachusetts General Hospital para ser tratada en el Centro especializado de Cancer Yawkey.

Después de varias pruebas y exámenes para determinar el  tratamiento para una posible cura, Verónica fue sometida a un tratamiento intenso y agresivo que todos los días incluye recibir quimioterapia, radiación y varios procedimientos quirúrgicos.

En febrero Veronica fue hospitalizada de emergencia debido a una complicación de la cual se recobró y ahora está en recuperación para someterse a una última cirugía de la cual depende su curación.

La cirugía se llevará a cabo el 18 de marzo en Massachusetts General Hospital por la oncóloga Marcela del Carmen quien está a cargo del  tratamiento de Veronica en colaboración con el radiólogo Anthony Russel y un excelente equipo de enfermeras y técnicos en radiología.

"Cuando le pregunté a la Dra. cuanto tiempo me quedaría de vida si no me sometía al tratamiento su respuesta fue que mi chance de vida sería menos de un año y que el cáncer creciera aproximadamente un 5% cada semana y que gracias a Dios había llegado justo a tiempo para poder luchar y salvarme pero que el proceso no sería fácil e iba a ser muy doloroso, también dijo que tenía que dejar de hacer mi vida normal para dedicarme 100% al tratamiento.  La Dra. Del Carmen me tomó la mano, me miró a los ojos y me dijo 'no te preocupes, no estás sola y vamos a luchar para que te salves'"  cuenta Verónica.

"El impacto no fue solo para mi sino para mi esposo quien como siempre incondicionalmente se ha dedicado en cuerpo y alma a ser mi enfermero, cocinero, chofer etc. Después mi familia quien se encuentra en México y nuestros amigos y seguidores.He sufrido mucho pero tengo mucha fe porque estoy en las manos de Dios y cuento con las oraciones en cadena de la gente que nos quiere, además cuento con un excelente equipo médico pero como siempre digo, Dios hágase tu voluntad en la tierra como en el cielo" , agregó la popular y queridisima cantante y presentadora mexicana.  

Más noticias

0 Comentarios