Luz de esperanza para tratar síndrome de Down (estudio)

Investigaciones alentadoras sobre ratones podrían potencialmente conducir a tratamientos para mejorar el funcionamiento de niños trisómicos, según un estudio publicado este miércoles.

Investigaciones alentadoras sobre ratones podrían potencialmente conducir a tratamientos para mejorar el funcionamiento de niños trisómicos, según un estudio publicado este miércoles.Al nacer, esos niños no son mentalmente retardados pero desarrollan con los años problemas cognitivos a causa de déficits de memoria inherentes a la trisomía 21, también llamada síndrome de Down.Esta incapacidad para memorizar limita el aprendizaje porque el cerebro tiene dificultades para retener las experiencias que permiten un desarrollo cognitivo normal, explican investigadores de la facultad de Medicina de la universidad de Stanford (Palo Alto, California, oeste).Sus trabajos, aparecidos en la nueva revista médica Science Translational Medecine, aportan una nueva visión del mecanismo neural responsable del funcionamiento deficitario de la memoria y propone una nueva estrategia para corregir los efectos del problema con medicamentos.La investigación realizada en ratones cuyos cerebros fueron manipulados genéticamente para hacerlos similares a los niños trisómicos mostró por primera vez que la estimulación de la producción de noradrenalina mejora su capacidad mental.La noradrenalina es un neurotransmisor que permite comunicarse a las células nerviosas."Si se interviene suficientemente temprano, se podría ayudar a los niños trisómicos a memorizar y utilizar información", explicó el Dr. Ahmad Salehi, director del estudio."Teóricamente ello podría conducir a mejorar sus funciones mentales", agrega en el artículo.La trisomía 21 es un defecto genético resultante de un ejemplar adicional del cromosoma 21 cuya causa no ha sido determinada.

Más noticias

0 Comentarios