Lugo completa purga al descabezar al máximo comandante militar en Paraguay

El presidente de Paraguay, Fernando Lugo, que había denunciado la presencia de "bolsones golpistas" en el ejército, completó este viernes la purga de la cúpula militar al destituir al contraalmirante Cíbar Benítez, máximo responsable militar de las Fuerzas Armadas.

El presidente de Paraguay, Fernando Lugo, que había denunciado la presencia de "bolsones golpistas" en el ejército, completó este viernes la purga de la cúpula militar al destituir al contraalmirante Cíbar Benítez, máximo responsable militar de las Fuerzas Armadas.Lugo destituyó al contraalmirante Cíbar Benítez, 48 horas después de despedir a los comandantes del Ejército, la Marina y la Fuerza Aérea en momentos en que arreciaban rumores de planes golpistas.El presidente barrió a la cúpula de la Fuerzas Armadas por cuarta vez en sus 15 meses de gobierno, para ubicar ahora en los principales cargos a incondicionales suyos.El contraalmirante Benítez había salido el jueves en defensa de sus camaradas defenestrados al señalar con firmeza que "no hay ninguna persona dentro de las Fuerzas Armadas que tenga esas intenciones (golpistas)".El martes Lugo había admitido como posible la existencia de "ciertos bolsones pequeños de militares que pueden ser usados por la clase política" opositora.Un comunicado oficial informó que Benítez será sustituido por el ex comandante del Ejército (arma terrestre), general Juan Oscar Velázquez, considerado como un hombre de plena confianza del jefe de Estado.Velázquez, quien asumirá cuanto antes, es oriundo del pobre departamento de San Pedro (400 km al norte), donde Lugo ejerció su ministerio como obispo católico durante 10 años.El relevo de los principales jefes de las Fuerzas Armadas, sector que jugó un papel preponderante en la vida política de Paraguay en el último medio siglo, se produce en medio de un debilitamiento de las alianzas políticas que sostienen a Lugo, acosado a su vez por denuncias de la oposición.También se registra en medio de otra demanda judicial contra el mandatario por supuesta paternidad de un niño de dos años, presentada por una mujer ante la jueza de la Niñez y Adolescencia.La demandante, Hortensia Morán, es la tercera mujer que asegura tener un hijo con Fernando Lugo.Paralelamente, los opositores que dominan las cámaras de senadores y de diputados, amenazaron con llevarlo a juicio político por "mal desempeño".La oposición sostiene que el mandatario carece de respuestas ante la violencia social y la inseguridad reinantes, además de problemas administrativos atribuídos a su gobierno.El izquierdista Lugo, el primer ex obispo elegido presidente en América Latina, asumió el poder hace más de un año en Paraguay, poniendo fin a 61 años de gobierno del Partido Colorado, instalado desde 1947, incluyendo los 35 años de dictadura de Alfredo Stroessner.

Más noticias

0 Comentarios