Londres anuncia importantes ventas de activos y ayudas para Lloyds y RBS

El gobierno británico obligará a los bancos rescatados Lloyds y Royal Bank of Scotland a vender activos para tratar de reactivar el sector y adecuarse a las exigencias de la Unión Europea, y les inyectará otros 30.000 millones de libras (49.000 millones de dólares).

El gobierno británico obligará a los bancos rescatados Lloyds y Royal Bank of Scotland a vender activos para tratar de reactivar el sector y adecuarse a las exigencias de la Unión Europea, y les inyectará otros 30.000 millones de libras (49.000 millones de dólares).Londres, que anunció su plan este martes, espera crear con estas ventas nuevos bancos minoristas."Estamos creando más competencia en el sector bancario, estamos asegurándonos de que nuestros bancos se erigen sobre bases más sólidas", declaró posteriormente a la prensa el primer ministro Gordon Brown, quien expresó su confianza en que estas ayudas sean devueltas a largo plazo."Creo que al final del camino los bancos pagarán dinero al público británico y no al revés", agregó.El anuncio del gobierno se produce una semana después de que la Comisión Europea aprobara la ayuda estatal en sus planes de dividir y vender el banco nacionalizado Northern Rock.De los otros dos bancos en los que el Estado tomó una participación, Lloyds (43%) saldrá del plan de protección de activos y optará por recaudar 21.000 millones de libras de capital fresco (34.000 millones USD, 23.000 millones de euros), contrariamente a Royal Bank of Scotland (RBS), en el que el Estado incrementará su parte al 84%, anunció el ministerio de FinanzasAdemás, Lloyds y RBS realizarán cesiones que representan el 10% del mercado de la banca minorista de Gran Bretaña a nuevos o pequeños establecimientos, para adecuarse a las exigencias de la Comisión Europea tras la masiva ayuda estatal que recibieron, agregó el ministerio de Finanzas."Para promover una mayor competencia en el mercado bancario británico y cumplir con las reglas de la Unión Europea (UE) para ayudas estatales, los bancos deberán hacer cesiones de partes significativas de sus negocios en los próximos cuatro años", declaró el gobierno británico en un comunicado.Los bancos adquirieron por otra parte compromisos en materia de préstamos y primas a cambio de este plan.Lloyds, que se comprometió en marzo a cubrir 260 millones de libras por el Plan de Protección de Activos (APS), decidió prescindir de este plan.En cambio, lanzará un aumento de capital de 13.500 millones de libras en el que el Estado participará a la altura de su 43%, es decir con 5.700 millones de libras, y una operación de canje de deuda por 7.500 millones de libras.Lloyds también deberá pagar 2.500 millones de libras al gobierno a cambio de "la protección implícita" que le aportó su compromiso a participar en el APS durante & meses.Por su parte RBS, en el que la participación del Estado pasará del 70% al 84%, seguirá en el APS, aunque con condiciones ligeramente modificadas con respecto a los compromisos iniciales.El gobierno aportará 25.500 millones de libras (41.600 millones de dólares y 28.400 millones de euros) a la operación. RBS le pagará honorarios anuales de 700 millones de libras durante los tres primeros años, y 500 millones posteriormente, en lugar del derecho de entrada de 6.500 millones de libras en acciones decidido en febrero.El gobierno se compromete además a aportar 8.000 millones de libras de capital adicional, "una protección contra una hipótesis sombría" que no sería desbloqueada más que en caso "de circunstancias excepcionales".Las dos entidades se comprometieron a mantener sus créditos personales y empresariales y no pagar primas este año a los empleados que ganan 39.000 libras anuales o más.Pocas horas antes del anuncio, RBS había dado a conocer el lunes la supresión de 3.700 puestos de trabajo en sucursales repartidas por todo el Reino Unido.

Más noticias

0 Comentarios