Lluven críticas a Ortega por relación con juez electoral en Nicaragua

El presidente de Nicaragua, Daniel Ortega, está en el centro de las críticas de la oposición tras quedar al desnudo su amistad con el presidente del Tribunal Supremo Electoral, Roberto Rivas, que levantó más polvareda sobre su plan reeleeccionista para 2011.

El presidente de Nicaragua, Daniel Ortega, está en el centro de las críticas de la oposición tras quedar al desnudo su amistad con el presidente del Tribunal Supremo Electoral, Roberto Rivas, que levantó más polvareda sobre su plan reeleeccionista para 2011.Los opositores al presidente sandinista no consideran "pecado" la estrecha amistad que une a Ortega y Rivas, pero despiertan todo tipo de temores y suspicacias respecto a las denuncias de fraude en elecciones pasadas -la presidencial de 2006 y la municipal de 2008- y sobre las futuras.Según reveló recientemente la prensa costarricense, dos hijos de Ortega residen desde 2007 en una de las lujosas viviendas que posee Rivas en Costa Rica."Ahora queda un poco más claro del por qué el presidente del Consejo Supremo Electoral (CSE) actúa como empleado de Ortega. Hay una relación de amistad, de negocios que ayuda a entender por qué comete fraude en favor de Ortega", dijo a la AFP, el presidente Etica y Transparencia, Roberto Courtney.Este caso sólo deja al descubierto "una especie de síntoma" sobre el desempeño de Rivas y Ortega en sus funciones y olvidan la razón de ser de poderes independientes, sostuvo Courtney.Más allá de una estrecha relación entre Ortega y Rivas, lo que se advierte es "una amistad mafiosa" en la que ambos protegen sus intereses, dijo la dirigente del disidente Movimiento de Renovación Sandinista (MRS), Dora María Téllez."Rivas garantiza el fraude electoral y Ortega se hace de la vista gorda de la masiva corrupción de la que éste ha sido acusado", comentó Téllez, en relación a denuncias que pesan sobre el magistrado en la Contraloría General de la República (CGR).El CSE impidió al movimiento de Téllez participar en las elecciones municipales de 2008 y en las presidenciales de 2011 por supuestas irregularidades en su integración."Es impensable una elección transparente y competitiva" con el actual CSE que tres años después de ocurridas las elecciones presidenciales no ha dado resultados definitivos del 8% de la votación, añadió Téllez.El ex embajador sandinista ante la OEA en el primer gobierno de Ortega, Carlos Tunnerman, consideró que "esta amistad bastante cercana" inspira inquietud respecto a la imparcialidad de un juez electoral que tuvo a su cargo las elecciones presidenciales en 2006 y de alguien que aspira a ser candidato en 2011.El gobierno de Ortega no se ha pronunciado sobre el asunto.

Más noticias

0 Comentarios