Líderes de UE acuden divididos a cumbre para designar a su primer presidente

Los líderes de la Unión Europea (UE) mantienen el jueves una cumbre en Bruselas con el objetivo de superar sus divisiones y designar a su primer presidente y al jefe de su diplomacia, dos cargos para los que hay demasiados candidatos y ningún claro favorito.

Los líderes de la Unión Europea (UE) mantienen el jueves una cumbre en Bruselas con el objetivo de superar sus divisiones y designar a su primer presidente y al jefe de su diplomacia, dos cargos para los que hay demasiados candidatos y ningún claro favorito.Ante la falta de consenso, la cumbre de jefes de Estado y gobierno se augura ahora larga y las negociaciones arduas, según reconoció el primer ministro sueco, Fredrik Reinfeldt, cuyo país preside actualmente la UE."¿Contaremos con los nuevos rostros de Europa el jueves por la noche? Francamente, no lo sé. Quizás se resuelve en unas horas, quizás se necesite toda la noche", admitió el miércoles Reinfeldt, constatando el fracaso de las negociaciones que lideró en los últimos días, colgado al teléfono con sus 26 socios de la UE.Una veintena de nombres circulan para ocupar la presidencia y el puesto de Alto Representante diplomático, dos puestos previstos por el Tratado de Lisboa, el nuevo 'manual' interno de los 27 que entrará en vigor en diciembre para reforzar el peso de la UE en el mundo y mejorar la eficacia de sus colosales instituciones.Mientras la mayoría de líderes se prepara para debatir al menos hasta el amanecer, la canciller alemana, Angela Merkel, se mostró confiada en hallar un acuerdo rápidamente durante la cumbre, en un principio limitada a una cena de trabajo.El nombre del primer ministro belga, Herman Van Rompuy, sigue sonando para convertirse en el primer presidente estable de la UE, frente, entre otros, el luxemburgués Jean-Claude Juncker y el británico Tony Blair, defendido a capa y espada por Londres pese a no suscitar ningún entusiasmo entre sus socios.La candidatura de la ex presidenta letona Vaira Vike-Freiberga ganó puntos en los últimos días gracias a los llamamientos para designar a una mujer en uno de los dos cargos.Como jefe de la diplomacia europea, un puesto que ya existe pero al que se dotará de prerrogativas reforzadas, algunos insisten en colocar al británico David Miliband, pese a que éste abandonó la carrera, pero el principal nombre barajado es el del italiano Massimo D'Alema.El español Miguel Angel Moratinos, que insiste en que no es candidato, también es mencionado en los pasillos de Bruselas.Según el diario El País, que cita a fuentes en Madrid, el presidente francés, Nicolas Sarkozy, apoyaría el nombramiento del ministro español de Asuntos Exteriores.Las dos nuevas figuras que emergerán de las negociaciones entre bastidores estarán llamadas a dar una voz y un rostro al bloque de 27 países que representan a unos 500 millones de personas.Con un mandato de dos años y medio, renovable una vez, el presidente y su Alto Representante deberán reforzar la influencia de la UE en el mundo, aunque algunos responsables temen que la elección de los líderes no esté a la altura."Sin duda, hay una especie de inquietud de que algunos líderes tiendan a una solución de mínimos sobre la cuestión del presidente, lo que reduciría las posibilidades de tener una voz clara en el mundo", previno el jueves el ministro sueco de Relaciones Exteriores, Carl Bildt.Para el International Herald Tribune, varios candidatos carecen de experiencia internacional "lo que sugiere que el bloque podría rebajar el objetivo principal del Tratado de Lisboa: convertirse en una fuerza poderosa capaz de mantenerse frente a frente con Estados Unidos o China".El diario estima que los jefes de Estado y de gobierno habrían decidido recortar el perfil de los cargos para evitar nombrar a figuras que puedan hacerles sombra.

Más noticias

0 Comentarios