Líderes de UE buscarán en cumbre nuevo compromiso para impulsar Copenhague

Los líderes de la Unión Europea (UE) tratarán en una cumbre el jueves y el viernes de dar un impulso a la conferencia de Copenhague, prometiendo una ayuda inmediata a los países pobres para enfrentar el cambio climático, pese a sus reticencias a la hora de comprometer fondos.

Los líderes de la Unión Europea (UE) tratarán en una cumbre el jueves y el viernes de dar un impulso a la conferencia de Copenhague, prometiendo una ayuda inmediata a los países pobres para enfrentar el cambio climático, pese a sus reticencias a la hora de comprometer fondos.Sobre la mesa, los jefes de Estado y de gobierno de los 27 tienen previsto aprobar en Bruselas una ayuda de 2.000 millones de euros (2.900 millones de dólares) anuales a partir de 2010, para los países que sin recursos adicionales no podrían comprometerse en la lucha contra el calentamiento planetario.También debatirán si la UE debe asumir nuevamente la iniciativa en las negociaciones internacionales, elevando su objetivo de reducción de emisiones de dióxido de carbono para 2020, de 20 a 30%.Pero ninguno de estos compromisos será fácil de arrancar, especialmente en un contexto de crisis económica y presupuestos ajustados. Para la financiación para los países pobres, al tratarse de dinero inmediato, las contribuciones se basarán en un criterio voluntario.Algunos países europeos tampoco son favorables a que la UE muestre ahora todas sus cartas, a una semana del fin de la conferencia de Copenhague, destinada a elaborar un ambicioso acuerdo para frenar el cambio climático.Francia, Alemania, Italia y Polonia ya se habían opuesto en octubre a cifrar la ayuda a los países pobres sin conocer previamente hasta qué punto estaban dispuestos a contribuir otros países desarrollados, especialmente Estados Unidos."Nadie quiere pagar en Copenhague", había advertido entonces el ministro polaco de Asuntos Europeos, Mikolaj Dowgielewicz.Los hechos le dieron la razón. La conferencia de la ONU se abrió el lunes sin dinero sobre la mesa y las propuestas actuales de los países desarrollados para reducir las emisiones son juzgadas decepcionantes por Bruselas.Aun así, los dirigentes de la UE se aprestan a anunciar una ayuda inmediata a las naciones pobres para el periodo 2010-2012. Los europeos estiman que este fondo mundial de desembolso rápido debería sumar entre 5.000 y 7.000 millones de euros (7.300 y 10.300 millones de dólares) anuales. "La presidencia sueca de la UE quiere una cifra precisa y sería del orden de 2.000 millones de euros anuales" por parte de los europeos, indicó a la AFP una fuente comunitaria.Hasta ahora, sólo los británicos avanzaron un monto nacional de 884 millones de euros repartidos en tres años y los suecos prometieron 765 millones de euros durante el mismo periodo.Francia, Italia, Alemania o España se han mostrado dispuestos a contribuir al fondo, pero por ahora se niegan a fijar cifras.Por otro lado, Polonia, junto a otros países, se opone a la propuesta de Gran Bretaña y del Parlamento Europeo de elevar el objetivo de reducción de emisiones de Europa hasta el 30% en 2020 respecto a los niveles de 1990, frente al 20% decidido en 2008.La presidencia sueca también se mostró el miércoles contraria a tomar durante la cumbre la "decisión de elevar su objetivo", mientras los otros países desarrollados no se comprometan con esfuerzos suplementarios."Juzgamos que los compromisos de Estados Unidos" de reducir un 17% sus emisiones en 2020 con respecto a 2005, "no son comparables a los de la UE", lamentó el primer ministro sueco, Fredrik Reinfeldt.Para limitar el cambio climático a un aumento de 2 grados centígrados, los países desarrollados deberían reducir en 2020 sus emisiones de gases de efecto invernadero de 25 a 40% respecto a los niveles de 1990, según los científicos.Por ahora, las propuestas de estas naciones, incluida la de Estados Unidos, llegan a un promedio de 13,3%. Como mucho, alcanzarían el 17,8% a condición de que la UE eleve sus esfuerzos al 30%.

Más noticias

0 Comentarios