Líderes "U" y Alianza del fútbol peruano en medio de escándalos tributarios

Universitario y Alianza Lima, los clubes más populares del fútbol peruano, que lideran los grupos de la liguilla del torneo nacional, están envueltos en escándalos de deudas tributarias, evasión de impuestos y líos internos, a siete jornadas para acabar el campeonato.

Universitario y Alianza Lima, los clubes más populares del fútbol peruano, que lideran los grupos de la liguilla del torneo nacional, están envueltos en escándalos de deudas tributarias, evasión de impuestos y líos internos, a siete jornadas para acabar el campeonato.Los cremas y blanquiazules se encuentran al tope de la tabla de sus grupos. Universitario lleva cinco puntos de ventaja sobre su escolta el Sport Huancayo y Alianza dos sobre el Juan Aurich y de continuar con la diferencia definirían en diciembre el título del torneo nacional.Sin embargo, de no haber una salida pronta a los problemas que enturbian el camino de los dos clubs, éstos podrían desestabilizarlos y menguar el rendimiento de los jugadores, según analistas.Las denuncias de la Superintendencia Nacional de Administración Tributaria (Sunat) removieron los cimientos de los dos equipos con mayor hinchada del país.Universitario la tiene más complicada, se encuentra en el ojo de la tormenta tras la acusación de la Sunat ante la Fiscalía por una presunta defraudación tributaria de 5,5 millones de soles (1,8 millones de dólares), además los cremas deben al fisco 56 millones de soles (18,9 millones de dólares) en impuestos.La denuncia por defraudación involucra al presidente Gino Pinasco, al vicepresidente y el tesorero de Universitario, señala que la dirigencia crema creó una empresa fiduciaria integrada por ellos mismos, que canalizaba ilegalmente fondos de la institución."Un grupo de dirigentes de la 'U' formó una estructura societaria y contractual paralela al club, una empresa 'cascarón' para desviar fondos que le corresponde a Universitario y a consecuencia de ello la Sunat no puede cobrar los impuestos", explicó Manuel Velarde, jefe del ente recaudador.La Sunat informó el viernes que ordenó rematar 50 hectáreas de un total de 52 ha de las instalaciones de Campo Mar, sede de playa de la "U", ante la falta de intención del club de cancelar su deuda tributaria.Gino Pinasco, presidente de los cremas, señaló que la directiva no ha cometido ninguna defraudación tributaria, que todo se hizo de acuerdo a ley y en las próximas horas se reunirá con los abogados para evitar la venta del patrimonio de la institución."Vamos a recurrir a todos los mecanismos posibles para buscar una conciliación con el ente recaudador", dijo al diario La República.En la otra orilla, Alianza Lima adeuda 17 millones de soles (5,8 millones de dólares) y en los últimos años ha sufrido 19 embargos, que los dirigentes pudieron librar pagando deudas atrasadas y comprometiéndose a ponerse al día."Todos los meses pagamos nuestros impuestos corrientes", dijo Guillermo Alarcón, presidente de Alianza Lima, que afronta "un motín" al interior de la directiva.Han renunciado seis dirigentes y otros diez en rueda de prensa pidieron la renuncia de Alarcón, al cual consideran de "dictador" y "deshonesto" que no rinde cuenta de las transferencias de jugadores, ni de la taquilla.El presidente de Alianza Lima, nombrado hace cinco meses, se defiende indicando que el objetivo de la avalancha de críticas es que "renuncie al cargo para convocar a nuevas elecciones"."Es increíble que solo yo y el tesorero hemos estado corriendo para resolver los problemas", dijo Alarcón tras asegurar que no renunciará.En medio de los enfrenamientos, el entrenador de Alianza, el argentino Gustavo Costa, aseguró que de seguir ese enrarecido ambiente renunciará al término del torneo, pese a haber renovado por un año más.

Más noticias

0 Comentarios