Leones comehombres en Kenia eran menos voraces de lo que se creía (estudio)

Los leones comehombres de Tsavo, que a fines del siglo XIX aterrorizaron un campamento de constructores de vías de tren en Kenia e inspiraron tres películas de Holywood, no habrían sido tan mortíferos como afirma la leyenda, reveló un estudio publicado este lunes.

Los leones comehombres de Tsavo, que a fines del siglo XIX aterrorizaron un campamento de constructores de vías de tren en Kenia e inspiraron tres películas de Holywood, no habrían sido tan mortíferos como afirma la leyenda, reveló un estudio publicado este lunes.Un coronel británico contratado para matar a las bestias sostuvo que los leones habían matado a 135 personas en las noches provocando la clausura de la expansión del ferrocarril en Kenia.La cifra era cuestionada por la Compañía de Ferrocarriles de Uganda, que estimaba que fueron sólo 28 las personas muertas. Pero los apasionantes relatos del teniente coronel John Patterson sobre los nueve meses en que persiguió leones otorgaron crédito a su versión.Al analizar muestras de pelo y hueso de la pareja de leones -que Patterson vendió al Field Museum de Chicago en 1924 luego de utilizar sus pelajes como alfombras- los investigadores fueron capaces de estimar que los números manejados por la compañía de ferrocarril estaba lejos de la verdad."Este ha sido un histórico rompecabezas durante años, y finalmente la discrepancia se disipa", indicó Nathaniel Dominy, profesor de antropología de la Universidad de California, Santa Cruz."Podemos imaginar que la compañía de ferrocarriles tendría sus motivos para minimizar la cifra de víctimas, y Patterson sus razones para inflar el número. Pero, ¿en quién confiamos? Estamos quitando todos esos factores y procesando información".Los investigadores determinaron que un león se habría devorado once humanos y el otro a unos 24 en los últimos nueve meses de su existencia.Llegaron a la conclusión analizando cuántos humanos contribuyeron a la dieta de los dos leones, y luego estimaron cuántas personas necesitaban devorar los animales para sobrevivir.Dominy sostuvo que es probable que las 135 muertes aludidas por Patterson fuesen más para resaltar su reputación que otra cosa.El resultado de la investigación sostiene que durante los últimos meses descritos como "reino del terror", casi la mitad de la dieta de uno de los leones consitió en hombres, y el resto de impalas y gacelas.Por su parte, la dieta del otro león estuvo compuesta de hervíboros, lo que pudo significar que las bestias trabajaban en pareja para cazar hombres pero que no compartían las presas.El estudio fue publicado en Proceedings of the National Academy of Sciences.

Más noticias

0 Comentarios