Latinos en Londres 2012: Danell Leyva

Leyva, de origen cubano, decidió desde muy pequeño que quería ser gimnasta y no permitió que el asma, los brazos largos, los pies planos y un problema de atención se transformaran en un impedimento para lograrlo.

El gimnasta Danell Leyva se impone expectativas muy altas porque considera que es la fórmula para alcanzar las metas y le ha funcionado, ya que, pese a que inicialmente no tenía las condiciones físicas, finalmente ha logrado clasificarse para competir en los Juegos Olímpicos de Londres.       Leyva, de origen cubano, decidió desde muy pequeño que quería ser gimnasta y no permitió que el asma, los brazos largos, los pies planos y un problema de atención se transformaran en un impedimento para lograrlo.       "Mi mamá no quería que fuera gimnasta por las condiciones físicas que tenía. Fue difícil, no podía ni brincar, pero sí tenía mucho corazón y pasión para este deporte. Mis padres se dieron cuenta de eso y decidieron apoyarme", dijo a Efe el deportista de veinte años.       El joven, que competirá en Londres con el equipo de Estados Unidos, llegó a este país a los dos años acompañado por su hermana y su mamá, luego de que su abuelo logró sacarlos de Cuba para que viajan primero a Perú, nación donde vivieron unos seis meses antes de llegar a Miami.       "Nací asmático y en Cuba no había medicinas en ese tiempo, mi mamá estaba buscando un mejor tratamiento médico para mi", relató el gimnasta en una entrevista con Efe.       Cuando la familia llegó al sur de Florida, el que ahora es su padrastro llevó un vídeo a la casa del joven sobre la rutina que realizaban él y la madre de Leyva (ambos eran gimnastas en Cuba) y esas imágenes cautivaron al muchacho.       "Al terminar el vídeo les dije 'no se qué es eso, pero quiero ser así' y yo tenía como dos años y medio", recordó el deportista.       Desde entonces, Leyva comenzó a entrenar, inició su carrera deportiva y no se detuvo hasta lograr su meta más preciada que era la de competir en unas olimpiadas.       Ese objetivo se convertió en algo a su alcance cuando hace poco más de una semana en San José, California, finalmente se clasificó para participar en los Juegos Olímpicos de Londres, que comenzará el próximo 27 de julio.       "Sentí tremenda emoción cuando el presidente de la Asociación de Gimnasia de Estados Unidos mencionó mi nombre como miembro del equipo que va a las olimpiadas. Las olimpiadas son mi sueño", dijo a Efe.       Es la primera vez que Leyva competirá en unos juegos olímpicos y, aún cuando reconoce que tendrá un fuerte rival en el japonés Kohei Uchimura, su objetivo es, según explica, ganarle para traerse a casa la presea de oro.       Reconoció que Uchimuro es un gimnasta "muy bueno" y detalló que "ha ganado tres mundiales seguidos". Por eso, "necesito ganarle para triunfar en las Olimpiadas", explicó el joven.       "Siempre trato de ponerme expectativas muy altas. Considero que si no es de esa forma no alcanzas las metas que te propones. Yo quiero ganar el primer lugar a nivel individual y por equipos, por eso tengo expectativas muy altas", afirmó.       Su rival japonés, de 22 años, logró entrar en los anales de la historia de este deporte al convertirse en el primer gimnasta masculino con tres títulos mundiales consecutivos (2009, 2010 y 2011).       Al ser preguntado sobre cuáles son sus otras metas en la vida, Leyva asegura que quiere ser músico y actor, dos carreras que le atraen también mucho.       "No sé si quiero estudiar (en la universidad), porque quiero ser músico y actor, cualquier cosa del mundo artístico. La música y la actuación me gusta mucho", manifestó.       Si finalmente consigue adentrarse en alguna de esas carreras, el gimnasta tiene muy claro hasta dónde quiere llegar: "un Oscar en actuación, un Grammy en música y un Emmy en televisión. Ya te dije que siempre mis metas son muy altas", dijo sonriente el joven deportista.

Etiquetas

Más noticias

0 Comentarios