Lanzan campaña Comida Justa

Trabajadores agrícolas exigieron a Aramark mejor paga y respeto a sus derechos.

Cuentan con el antecedente de haber forzado a varios restaurantes a mejorar el precio que pagan por el tomate que ellos, los campesinos de la Coalición de Trabajadores de immokalee, cosechan en los campos de Florida.

Así se presentaron al pie de la Aramark Tower en el centro de Filadelfia para marcar el comienzo de su campaña en contra de dicha compañía dejando en claro tres demandas que ellos esperan se cumplan.

"Muchos de los problemas que enfrenta el trabajador están conectados con la pobreza, con los sueldos estancados", dijo Gerardo Reyes, organizadors con CIW.

Es por eso que la coalición está exigiendo un incremento de un centavo por cada libra de tomate que se cosecha.

Esto, dijo Reyes, tendría un gran impacto y ayudaría a cambiar lo que ha sido la norma durante las últimas tres décadas.

"Un trabajador pizcando tomate va a ganar entre 40 y 45 centavos por cubeta de 32 libras", dijo. "Y un centavo serían 32 centavos más por cubeta. Lo que quiere decir que para un trabajador casi se doblaría el sueldo. La cuetión aquí es que ese salario es el que se ha pagado por más de 30 años, desde 1978".

La coalición además está pidiendo se mejoren las condiciones laborales y se respeten los derechos de los trabajadores en Florida, donde se han descubierto casos de esclavitud en los campos de cosecha.

Aramark es una empresa transnacional que se especializa en proveer alimentos y servicios de aseo y cafetería en escuelas, empresas, hospitales y fábricas. Se espera que la empresa responda a la comunicación que se le envió a su oficina de prensa.

Más noticias

0 Comentarios