Karzai pide ayuda a EEUU para financiar su ejército

Los próximos 15 a 20 años, Afganistán no será capaz de financiar a su ejército por lo que pide ayuda a EEUU.

El Presidente Hamid Karzai aseguró el martes que Afganistán será incapaz de financiar durante 15 a 20 años a su ejército y pidió ayuda económica a Estados Unidos en presencia del Secretario de Defensa Robert Gates, que visitaba Kabul tras el anuncio de un incremento sustancial de las tropas norteamericanas en el país.

Karzai reiteró que su gobierno trabajará para asumir la responsabilidad de las fuerzas de seguridad en un plazo de 5 años, pero añadió que su empobrecido país carece de recursos para financiarlas plenamente.

Gates llegó el martes a Kabul, donde mantuvo entrevistas con Karzai, tras la decisión anunciada la semana pasada por el Presidente Barack Obama de enviar a Afganistán 30,000 soldados de refuerzo para combatir a la creciente insurrección islamista.

Esta es la 1era visita oficial a Afganistán de un miembro del gobierno estadounidense desde el anuncio de Obama, que elevará de 70,000 a 100,000 hombres el contingente estadounidense.

"Para los próximos 15 a 20 años, Afganistán no será capaz de financiar por sus propios medios una fuerza" de seguridad, afirmó Karzai en una conferencia de prensa conjunta con Gates.

"Esperamos que la comunidad internacional y Estados Unidos, nuestro primer aliado, ayuden a Afganistán a financiar esta fuerza", añadió.

El Presidente afgano afirmó además que espera que su país asuma la responsabilidad de la seguridad en algunas zonas en un plazo de 2 años y prometió "hacer un esfuerzo para asumirla en todo el país en un lapso de 5 años".

El secretario de Defensa norteamericano tomó nota del plazo planteado por Karzai, pero expresó el deseo de que el "proceso se acelere".

"Somos conscientes de que hará falta tiempo para que Afganistán sea capaz de asumir totalmente sus fuerzas de seguridad. Y, que sean 15 o 20 años, esperamos que ese proceso se acelere", afirmó Gates.

"Estados Unidos ha hecho saber claramente a sus aliados internacionales que cuenta con ellos para compartir esta responsabilidad" en Afganistán, añadió.

Gates afirmó que espera que de forma "gradual" Estados Unidos pueda reducir sus fuerzas presentes en Afganistán "a partir de julio de 2011", tal como anunció la semana pasada el Presidente Obama.

Precisamente, el jefe del Pentágono prevé tratar la cuestión de la formación del ejército y la policía afganas, piedra angular de la estrategia de Obama, que permitiría a las tropas extranjeras dejar el país.

El ministro británico de Defensa, Bob Ainsworth, también se hallaba el martes en Afganistán, adonde llegó en una visita sorpresa, horas después de que se anunciara que el número de soldados británicos muertos en este país llegó a los 100.

La llegada de estos 2 responsables de Defensa coincide con el lanzamiento desde el viernes de una importante ofensiva antitalibán, llevada a cabo por 900 militares estadounidenses y británicos de la OTAN y por 150 soldados afganos en la provincia de Helmand, donde se genera gran parte de la producción de opio.

Los nuevos refuerzos estadounidenses serán enviados prioritariamente hacia Helmand y Kandahar, feudo histórico de los talibanes y escenario de los combates más violentos.

El año 2009 es ya el más sangriento en Afganistán, Estados Unidos perdió más de 300 soldados y Gran Bretaña 100, tanto entre civiles como entre los militares afganos y extranjeros desde la caída del régimen talibán en 2001.

Más noticias

0 Comentarios