Jóvenes se gradúan tras desertar de la escuela

Más de 40 jóvenes que habían abandonado sus estudios se graduaron de secundaria gracias a un centro social.

Algunos son inmigrantes hispanos o africanos, otros nacidos en los Estados Unidos, pero todos con la misma situación, por obstáculos que van desde padillas callejeras hasta embarazos prematuros, abandonaron sus escuelas. Como Jenifer Amaya que a los 16 años, después de salir de la casa de sus padres para vivir sola y sin reglas, como ella asegura, cambió su vida estudiantil por la de fiestas, hasta enfrentarse con un embarazo de alto riesgo.

Jenifer Amaya "Desde entonces no pensé en ir a la escuela, no pensé en eso, sino que mi meta era sacar a mi hija a adelante porque yo soy una mamá sola". Pero hoy, después de mucho esfuerzo para su hija y para ella, recibió su diploma de secundaria, y hoy planea estudiar en la universidad justicia criminal, para lo cual, cuenta con todo el apoyo de su familia. La joven dice que quiere cambiar a la comunidad y ayudar a los detectives que ya están trabajando ayudarle a yo poder también sacar a las personas que no tienen que estar aquí afuera, en el mundo.

Para las directivas del centro estos jóvenes son referentes para otros, ya que esta clase de problemática juvenil no es un trabajo fácil, pero el empeño y las actitudes que llegan a desarrollar en el proceso de acompañamiento, son fundamentales para reintegrarlos a la vida estudiantil:Además de apoyar a los jóvenes para obtener su diploma de secundaria, este Centro también brinda ayuda a las jóvenes madres con sus hijos, con un hogar sustituto.

Más noticias

0 Comentarios