Jerusalén capital compartida de Israel y Estado palestino, propone la UE

La Unión Europea (UE) se declaró favorable el martes a que Jerusalén sea la capital compartida de Israel y de un futuro Estado palestino, y enterró una propuesta sueca rechazada por el Estado hebreo de que la parte oriental de la ciudad sea algún día la capital palestina.

La Unión Europea (UE) se declaró favorable el martes a que Jerusalén sea la capital compartida de Israel y de un futuro Estado palestino, y enterró una propuesta sueca rechazada por el Estado hebreo de que la parte oriental de la ciudad sea algún día la capital palestina.En una declaración conjunta de los 27 países de la UE, los ministros de Relaciones Exteriores reunidos en Bruselas abogaron porque Jerusalén sea "la futura capital de dos Estados", israelí y palestino, un estatuto que debe surgir --defendieron--, de una solución negociada al conflicto.No obstante, los jefes de la diplomacia reafirmaron que la UE nunca ha reconocido la anexión de Jerusalén Este en 1967 por parte del Estado hebreo y confirmaron su rechazo a las modificaciones fronterizas tras esa fecha, excepto aquéllas que sean "aceptadas por ambas partes".De esta manera, los ministros dejaron la puerta abierta a cambiar de posición y a la vez enterraron una propuesta de la presidencia sueca del bloque que había enojado a Israel."Es necesario hallar a través de la negociación una forma de resolver el estatuto de Jerusalén como futura capital de dos Estados", subraya el documento adoptado por los jefes de la diplomacia de los 27.Esta fórmula es fruto de intensas negociaciones en los últimos días entre los países europeos, después de que la presidencia sueca de la Unión Europea propusiera reconocer Jerusalén Este como capital de un futuro Estado palestino.Suecia había planteado en un principio una fórmula que precisaba claramente que el futuro Estado palestino debía estar formado por Cisjordania, la franja de Gaza y Jerusalén.Pero el documento final se contenta con abogar por un Estado palestino "contiguo (a Israel) y viable".Algunos países como Alemania o Italia habían mostrado sus reticencias a imponer una solución a israelíes y palestinos."Decidir aquí en Bruselas lo que debe ser el estatuto de Jerusalén sería muy frustrante para los negociadores", dijo el jefe de la diplomacia italiana, Franco Frattini."Me cuesta entender que Israel no acepte que Palestina está constituida" por los territorios y Jerusalén Este, defendió en cambio el titular luxemburgués, Jean Asselborn.Para el ministro español de Asuntos Exteriores, Miguel Angel Moratinos, finalmente se llegó a un "texto muy claro", "suficientemente firme", pero al mismo tiempo "respetuoso con las negociaciones" entre israelíes y palestinos.El alcalde de Jerusalén, Nir Barkat, advirtió el lunes a los europeos contra una división de la "ciudad eterna", afirmando que la propuesta sueca "supondría una grave amenaza" para el "futuro papel" de Bruselas en el proceso de paz.El martes, el gobierno israelí dijo que habida "cuenta de la primera y extrema versión presentada por la presidencia sueca, sólo" podía congratularse de que finalmente hubiera "prevalecido la voz de los Estados responsables y equilibrados".Por su parte, la Autoridad Palestina se refirió a "un paso positivo", aunque admitió que esperaba "algo más fuerte y más claro", según Nimr Hamad, consejero político del presidente Mahmud Abas.Israel considera el conjunto de Jerusalén, incluida la parte oriental cuya anexión no reconoce la comunidad internacional, como capital "eterna e indivisible".

Más noticias

0 Comentarios