Japón adopta nuevo plan reactivación económica de USD 274.000 millones

El gobierno japonés adoptó el martes un nuevo gran plan de reactivación, por 274.000 millones de dólares para sostener a la segunda economía mundial en su lucha contra la deflación y la amenaza siempre vigente de volver a caer en una recesión.

El gobierno japonés adoptó el martes un nuevo gran plan de reactivación, por 274.000 millones de dólares para sostener a la segunda economía mundial en su lucha contra la deflación y la amenaza siempre vigente de volver a caer en una recesión.Esta ampliación presupuestaria es la primera medida de gran alcance decidida por el primer ministro de centro izquierda, Yukio Hatoyama, desde su llegada al poder en septiembre. Se aplicará al resto del presupuesto para 2009-2010 que termina a finales de marzo, aunque aún debe ser votada por el parlamento."Debemos aplicar rápidamente este plan de reactivación para consolidar la recuperación frente a la difícil situación de la economía y el empleo, el alza del yen y la deflación", afirmó el gobierno nipón en un comunicadoDel monto total de 24,4 billones de yenes del plan, 4,2 billones estarán destinados a financiar ayudas al empleo, subvenciones para la compra de electrodomésticos y a los inmuebles respetuosos del medio ambiente y la prolongación de los incentivos a la compra de vehículos que economicen carburante.Asimismo, el Estado japonés prestará 3 billones de yenes a las municipalidades locales para compensar la disminución de sus ingresos fiscales.El resto del dinero del plan será utilizado para ayudar a empresas bajo la forma de garantías, préstamos y otros dispositivos de financiación y no constituye necesariamente un desembolso de efectivo.El anterior gobierno conservador de Taro Aso ya adoptó un plan de reactivación económica excepcional para el presente ejercicio, que preveía gastos de unos 15 billones de yenes y que su sucesor anuló parcialmente.Con estas medidas, el gobierno de Tokio quiere evitar una nueva caída de la economía japonesa en la recesión, apoyando la actividad interior, en un momento en que la demanda exterior es el principal motor del comienzo de la reactivación, según lo constatado desde hace meses.Para financiar su plan, el gobierno japonés prevé emitir bonos del tesoro por 9,3 billones de yenes, lo que elevará el total de deuda contraida en el presente ejercicio al monto récord de 53,5 billones de yenes, indicó el ministro de Finanzas, Hirohisa Fujii.Esta suma superará ampliamente los ingresos fiscales del Estado (36,9 billones)."No es habitual que el monto de la deuda pública emitida supere al de los impuestos recolectados. Esto no pasaba desde 1946", admitió con preocupación Fujii, citado por los medios japoneses.El ministro calificó de "muy grave" a la situación presupuestaria del país, teniendo en cuenta que la deuda pública debería superar próximamente el 200% del Producto Interior Bruto (PIB), un récord histórico absoluto para un país desarrollado.Duramente afectado por la crisis económica mundial, Japón atravesó durante un año, de abril de 2008 a marzo de 2009, su peor recesión desde el final de la Segunda Guerra Mundial. Desde marzo se constata una débil recuperación de la economía pero la deflación y un yen fuerte siguen dificultándola.Pero la fuerza del yen continúa afectando el comercio exterior y la deflación, fenómeno de baja constante de precios a raíz de un exceso de producción ante la demanda, ha alcanzado cifras récord en los últimos meses y debería continuar varios años.

Más noticias

0 Comentarios