Iván 'el terrible', el diamante de los Nacionales

En el triunfo del primer partido de la serie ante Arizona, el puertorriqueño Iván Rodríguez se convirtió en el quinto catcher de la pelota caliente en pegar 300 jonrones. El boricua es, además, el catcher con más partidos, anotaciones, imparables, dobles y hits de extrabase en la historia de las Grandes Ligas. No es poco.

Iván 'el terrible', el diamante de los Nacionales Iván 'el terrible', el diamante de los Nacionales

Iván 'el terrible', el diamante de los Nacionales

Los Nacionales de Washington aún pelean en esta irregular temporada. Con buenas y malas actuaciones el equipo capitalino, con foja de 47 victorias y 59 derrotas, logró este lunes una importante victoria fuera de casa ante Diammondbacks de Arizona. Pero al margen de lo coyuntural, y a pesar de que el equipo capitalino naufraga en la ultima posición de la Conferencia Este de la Liga Americana, hay hechos, logros y buenas actuaciones personales que merecen ser contadas.Hoy nos ocupamos del puertorriqueño Iván Rodríguez quien en el triunfo del primer partido de la serie ante Arizona, entró en la historia de Grandes Ligas. El boricua se convirtió en el quinto catcher de la pelota caliente en pegar 300 jonrones. Fue en la segunda entrada cuando Rodríguez, conectó un batazo solitario frente al mexicano Rodrigo López. El boricua además es el catcher con más partidos, anotaciones, imparables, dobles y hits de extrabase en la historia de las Grandes Ligas. No es poco. Tras el cuadrangular, Rodríguez fue abrazado por sus compañeros. Fue especial. Sabía que entraba en la historia tras el potente batazo, una potencia que lleva en la sangre y a la que muchos adversarios le temen. Como cuando era niño y jugaba en Puerto Rico como pitcher, los demás niños le tenían miedo a la potencia de sus lanzamientos. Por ello, para evitar que Rodríguez se quedase solo en el diamante, su padre se decidió a cambiarlo a catcher. De ahí no se movió más. “Le doy gracias a Dios por la habilidad que me ha dado de jugar béisbol, y la salud y el tiempo que llevo jugando. Todavía me falta bastante, y el escuchar cómo los demás hablan de mí me da más ánimo y fuerzas para seguir jugando” decía hace poco en un reportaje al diario Washington Hispanic. Y va por más: “Estoy muy bien con los Nacionales, y todavía me falta mucho,. Quiero seguir jugando. Me falta poco para llegar a los tres mil hits, que es una meta si tengo la salud mental física y espiritual para seguir jugando, luchando y haciendo otras cosas en la vida”.El récord lo pone a Rodríguez junto a Mike Piazza (396), Carlton Fisk (351), Johnny Bench (327) y Yogi Berra (306), los únicos otros receptores que lo lograron. Para los especialistas contar con Iván Rodríguez en un equipo es garantía de liderazgo, esfuerzo, humildad y calidad. Para los fanáticos un privilegio.

Más noticias

0 Comentarios