Israel considera que hizo lo necesario para reactivar el proceso de paz

Israel considera que hizo lo necesario para reactivar el proceso de paz al proponer una suspensión parcial de la colonización en Cisjordania y responsabilizó por anticipado a los palestinos si a pesar de su propuesta el bloqueo de las negociaciones persiste.

Israel considera que hizo lo necesario para reactivar el proceso de paz al proponer una suspensión parcial de la colonización en Cisjordania y responsabilizó por anticipado a los palestinos si a pesar de su propuesta el bloqueo de las negociaciones persiste.Sin embargo, los palestinos consideraron que el anuncio limitado del Gobierno israelí -que no abarca las obras en curso de 3.000 viviendas ni la construcción de edificios públicos como las escuelas y las sinagogas, ni el sector oriental de Jerusalén, mayoritariamente árabe, anexado por Israel en 1967- es insuficiente."La pelota está en el campo palestino y vamos a ver qué pasa", declaró este jueves el ministro israelí de Relaciones Exteriores, Avigdor Lieberman, al día siguiente del anuncio de la suspensión provisional de nuevas construcciones en las colonias de Cisjordania."La declaración de Netanyahu no aporta nada nuevo", respondió desde Santiago de Chile el presidente de la Autoridad Palestina, Mahmud Abas."La colonización va a seguir en Cisjordania y Jerusalén. Netanyahu tuvo que escoger entre la paz y la colonización y lamentablemente escogió la colonización", dijo Abas.Para los dirigentes israelíes, la moratoria de diez meses -presentada como "valiente y sin precedentes"- debe convencer a los palestinos de que retomen el diálogo, interrumpido desde el inicio de la ofensiva del ejército israelí en Gaza a finales del 2008."Hemos hecho todo lo posible por Abu Mazen (nombre de guerra de Abas). El Gobierno hizo gestos sin precedentes", declaró Lieberman, dirigente de un partido nacionalista extremista."Si Abu Mazen quiere abrir negociaciones que lo haga. Por nuestra parte hemos aportado nuestra contribución", agregó Lieberman.Al término de los diez meses de suspensión, Israel desarrollará la política de construcción de viviendas de los gobiernos precedentes "para que los israelíes que viven en las implantaciones puedan desarrollar una vida normal", advirtió Lieberman.Por su parte, el influyente ministro israelí de Defensa, el laborista Ehud Barak, espera un reinicio de las negociaciones."No será mañana, pero para nosotros lo importante es que los estadounidense reaccionen positivamente. Sin duda ellos van a consultar a las dos partes y en las próximas semanas presentarán sus propuestas", sostuvo Barak.La secretaria de Estado estadounidense, Hillary Clinton, se alegró por el anuncio israelí, diciendo que "va a ayudar a avanzar hacia la resolución del conflicto entre israelíes y palestinos".En cambio, los palestinos consideraron que "Netanyahu no aportó ninguna fórmula para reactivar las negociaciones".Los dirigentes palestinos consideran que la continuación de la colonización en Jerusalén Este no es negociable.La iniciativa del primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, apoyada por la opinión pública, dejó escépticos a los analistas.El diario popular Yediot Aharonot criticó "el vínculo entre la congelación de las construcciones en las colonias y el acuerdo en discusión con Hamas" para obtener la liberación del soldado Gilad Shalit, cautivo en Gaza, a cambio de la liberación de prisioneros palestinos."En los dos casos, los israelíes dan y a cambio no reciben nada o mucho menos", opinó el diario.Por su parte, el diario Haaretz, de centro-izquierda, afirmó que por el momento Netanyahu "logró pasarle la patata caliente al presidente Abas" pero "ningún proceso de paz saldrá de eso".

Más noticias

0 Comentarios