Isabel II presentó plan de gobierno británico para limitar primas y déficit

El gobierno británico de Gordon Brown se comprometió este miércoles a limitar las primas de los banqueros y reducir a la mitad el déficit público, en el tradiciónal "discurso del Trono" leído por la reina en la apertura oficial del parlamento, el último antes de los elecciones.

El gobierno británico de Gordon Brown se comprometió este miércoles a limitar las primas de los banqueros y reducir a la mitad el déficit público, en el tradiciónal "discurso del Trono" leído por la reina en la apertura oficial del parlamento, el último antes de los elecciones.Como todos los años, Isabel II, de 83 años, se encargó de presentar en una fastuosa sesión conjunta del parlamento las grandes líneas de la agenda legislativa establecida por el gobierno para el próximo año, compuesta en esta ocasión de medidas populares para aumentar sus posibilidades electorales.Asegurar el crecimento, fomentar el empleo, proveer asistencia gratuita a los más necesitados, mejorar el nivel educativo y abolir la pobreza infantil son otros de los temas de los 14 proyectos que esperan convertirse en ley antes de las generales, previstas a más tardar el 3 de junio y que los laboristas parecen encaminados a perder ante los conservadores."Mi gobierno seguirá reformando y reforzando la regulación de la industria de los servicios financieros para asegurar una mayor protección de los ahorristas y contribuyentes. Se presentará una legislación para mejorar la gobernancia del sector financiero y controlar el sistema de recompensas", declaró la soberana en su discurso de seis minutos, considerado corto.Sentada en el trono de la Cámara de los Lores con su larguísima capa de armiño y una pesada corona con más de 3.000 piedras preciosas incrustadas, la reina añadió que "mientras se establece la recuperación económica, mi gobierno reducirá el déficit presupuestario y se asegurará de que la deuda nacional mantenga un ritmo sostenible".También anunció un proyecto de ley para "reducir el déficit a la mitad", aunque sin precisar ningún plazo.Brown se había fijado en septiembre cuatro años para dividir este déficit que debilita a la economía británica --en recesión desde el segundo trimestre de 2008-- y que debería alcanzar a fin de año los 175.000 millones de libras, o 12,4% del Producto Interior Bruto (PIB).Todos estos proyectos, cuyos detalles se irán conociendo en las próximas semanas, difícilmente podrán aprobarse antes de la disolución del parlamento para los comicios, que según la prensa podrían tener lugar el 6 de mayo."Se trata de gobernar, no de electoralismo", declaró el ministro de Comercio y número dos de facto del gobierno, Peter Mandelson, a la cadena BBC antes del discurso.Por su parte el líder conservador David Cameron, favorito de los sondeos para suceder a Brown en Downing Street, calificó el "discurso del Trono" de "pérdida de tiempo" destinado a "tratar de salvar la piel de los laboristas".Aunque suscita numerosas críticas, la fastuosa ceremonia del discurso del trono --o discurso de la reina como lo conocen popularmente los británicos--, se celebra prácticamente sin cambios desde hace cerca de 500 años.Como manda la tradición, la soberana, que iba acompañada de su esposo Felipe, Duque de Edimburgo, llegó al parlamento en una elegante carroza tirada por caballos procedente de su palacio de Buckingham.

Más noticias

0 Comentarios