Irán dará respuesta por tema nuclear a AIEA el jueves, pero quiere cambios

Irán comunicará el jueves a la Agencia Internacional de Energía Atómica (AIEA) en Viena su respuesta al proyecto de acuerdo para enviar al extranjero parte de su uranio enriquecido a bajo porcentaje para obtener combustible nuclear, informó el miércoles la agencia Mehr.

Irán comunicará el jueves a la Agencia Internacional de Energía Atómica (AIEA) en Viena su respuesta al proyecto de acuerdo para enviar al extranjero parte de su uranio enriquecido a bajo porcentaje para obtener combustible nuclear, informó el miércoles la agencia Mehr.Mehr, que cita a un "responsable informado", precisa que "en su respuesta definitiva, Irán acepta el marco elaborado durante las negociaciones de Viena para el suministro de combustible destinado al reactor de Teherán, pero propone modificaciones en el texto del proyecto de acuerdo".El representante iraní ante la AIEA, Alí Asghar Soltanieh, "se reunirá el jueves en Viena con (el jefe de la agencia de la ONU) Mohamed ElBaradei y dará la respuesta de Irán", indicó la agencia.Mehr agregó que el responsable partirá el miércoles de Teherán con destino a la capital austriaca.El martes, la televisión iraní en idioma árabe Al Alam, citando una fuente informada, señaló que Irán quería "importantes cambios" pero aceptaba "el marco general" del proyecto.El 21 de octubre en Viena, después de dos días y medios de negociaciones entre Irán, Rusia, Estados Unidos y Francia, ElBaradei había presentado un proyecto de acuerdo tendiente a calmar las inquietudes de las grandes potencias sobre el carácter de las actividades nucleares iraníes.Washington, Moscú y París aprobaron el viernes la proposición de la AIEA, pero Teherán solicitó algunos días suplementarios para preparar la respuesta.Según diplomáticos occidentales, este proyecto prevé que Irán entregue, de aquí a fines de 2009, 1.200 kg de uranio enriquecido a menos de 5% para hacerlo enriquecer a 19,75% en Rusia.Francia prepararía luego "corazones nucleares" para el reactor de investigación de Teherán, que opera bajo vigilancia de la AIEA.Irán posee actualmente una reserva de 1.500 kilos de uranio enriquecido a bajo porcentaje.Los "cambios" evocados por Irán podrían referirse a las modalidades de entrega y a la calidad del uranio entregado.Pero varios responsables iraníes rechazaron la idea de enviar esta cantidad de uranio al extranjero.El secretario del Consejo de Reflexión, Mohsen Rezaï, un ex jefe de los Guardianes de la Revolución, declaró que Teherán debería conservar 1.100 kilos de uranio enriquecido.Por su parte, el poderoso diputado conservador Mohammad Kosari, miembro de la comisión de Relaciones Exteriores del Parlamento, criticó el acuerdo y aseguró que sería rechazado por la opinión pública.No obstante, el martes, dos influyentes diputados se mostraron mucho más favorables."Teniendo en cuenta los esfuerzos mutuos, se puede decir que el acuerdo de Viena es una victoria para ambas partes", estimó Seyed Hosein Naghavi Hoseini, también miembro de la Comisión de Relaciones Exteriores del Parlamento, citado por la agencia oficial IRNA.De su lado, el presidente de esa misma comisión, el conservador Alaeddin Borujerdi, sugirió una solución alternativa proponiendo que Irán haga la entrega de uranio por etapas.Varios países occidentales acusan a Iran de tratar de obtener el arma atómica amparándose en actividades nucleares civiles, lo que Teherán desmiente.La cuestión del enriquecimiento del uranio es el eje de la cuestión, ya que mientras el uranio levemente enriquecido es utilizado para las centrales nucleares, ese mismo mineral muy enriquecido (90%) permite la elaboración de armas nucleares.

Más noticias

0 Comentarios