Irán liberó a los marinos británicos detenidos en sus aguas territoriales

Irán anunció el miércoles que había liberado a los cinco marinos británicos detenidos el 25 de noviembre en el Golfo, reconociendo que habían ingresado por error en sus aguas territoriales.

Irán anunció el miércoles que había liberado a los cinco marinos británicos detenidos el 25 de noviembre en el Golfo, reconociendo que habían ingresado por error en sus aguas territoriales.En Londres, el jefe de la diplomacia británica David Miliband saludó la manera "profesional" con la que las autoridades iraníes solucionaron el caso y confirmó que los cinco hombres habían partido de la isla de Siri en el Golfo, donde se hallaban detenidos.En Teherán, el servicio de relaciones públicas de los Guardianes de la Revolución indicó que "los cinco británicos que habían entrado ilegalmente con su velero en las aguas territoriales iraníes y habían sido detenidos cerca de la isla de Siri fueron liberados hace unas horas"."Tras haber recabado los testimonios de la tripulación, que alegaba haber ingresado por error en aguas iraníes, y después de una investigación, resultó evidente que este ingreso ilegal se debió a un error", dijeron los Guardianes de la Revolución, citados por la prensa.Horas después, los cinco marinos británicos llegaron a Dubái a bordo de un yate con bandera emiratí, comprobó un periodista de la AFP en el lugar.Los cinco marinos fueron detenidos cuando navegaban de Bahréin a Dubái a bordo del velero de 18 metros "Kingdom of Bahrain", de la firma Sail Bahrain --perteneciente al soberano de Bahréin-- para participar en una regata.Las circunstancias de la detención del velero siguen siendo imprecisas. El incidente se produjo en una zona militarmente sensible, a la entrada del Golfo y a proximidad de la isla iraní de Abú Mussa, reivindicada también por los Emiratos Árabes Unidos.La detención sólo fue anunciada cinco días más tarde, el 30 de noviembre, por las autoridades británicas, que adoptaron una posición cautelosa y calificaron el caso de "puramente consular".No obstante, el jefe de la diplomacia británica, David Miliband, había aumentado la presión reclamando públicamente "informaciones claras" sobre la situación de la tripulación y "una solución rápida" del problema.El gobierno de Bahréin había dicho que también había iniciado gestiones ante Teherán para obtener una liberación de la tripulación del velero que debía participar en una regata entre Dubái y Mascate.En un primer momento, las autoridades iraníes había mantenido la duda mencionando la posibilidad de poner a los cinco británicos a disposición de la justicia si se demostraba que su entrada a aguas iraníes tenía "malas intenciones".Este incidente se produjo en un contexto de creciente tensión entre Teherán y Londres en torno al programa nuclear iraní.Teherán acusa a Gran Bretaña de ser, junto con Estados Unidos, uno de los principales instigadores de su condena por la Agencia Internacional de la Energía Atómica (AIEA) la semana pasada.

Más noticias

0 Comentarios