Irán: nueva inspección de la AIEA en planta nuclear de Fordoo, cerca de Qom

Los inspectores de la AIEA visitarán este jueves por segunda vez en menos de un mes la nueva planta de enriquecimiento de uranio iraní en Fordoo, cerca de Qom, luego del rechazo de Irán al proyecto de acuerdo internacional sobre su programa nuclear.

Los inspectores de la AIEA visitarán este jueves por segunda vez en menos de un mes la nueva planta de enriquecimiento de uranio iraní en Fordoo, cerca de Qom, luego del rechazo de Irán al proyecto de acuerdo internacional sobre su programa nuclear.El presidente estadounidense Barack Obama afirmó el jueves en Seúl que Estados Unidos y sus aliados discutían de las "consecuencias" para Irán de su rechazo, evocando implícitamente mayores sanciones."En las próximas semanas, vamos a estudiar en conjunto posibles medidas que mostrarán a Irán nuestra determinación", declaró.En la misma línea, Francia rechazó la propuesta iraní de la víspera de convocar una nueva reunión técnica para discutir sobre el abastecimiento de combustible nuclear para su reactor de investigación de Teherán.Sin embargo, la cancillería rusa consideró que todavía es posible alcanzar un acuerdo con Teherán y descartó por el momento imponerle sanciones.Al mismo tiempo, los inspectores de la Agencia Internacional de Energía Atómica (AIEA) eran esperados en Irán para una "visita de rutina en el marco del acuerdo firmado entre Irán y la AIEA", indicó a la AFP una fuente cercana a la Organización Iraní de la Energía Atómica (OIEA)."Es una visita de rutina en el marco del acuerdo firmado por Irán y la AIEA", declaró la fuente a la AFP.La víspera, el representante iraní ante la AIEA en Viena, Ali Asghar Soltanieh, había declarado que "la planta de Fordoo está ahora bajo supervisión de la AIEA y hay (el jueves) una nueva visita"."No hay ningún problema para cooperar con la Agencia en lo que se refiere esta planta", dijo desde Viena.En septiembre, la revelación de la existencia de la planta de Fordoo, situada a un centenar de kilómetros al suroeste de Teherán, habían atizado la polémica en Occidente sobre el verdadero carácter del programa nuclear iraní.El lunes, la AIEA pidió "más aclaraciones" sobre los fines de esta planta.Los expertos de la AIEA que la habían inspeccionas por primera vez a finales de octubre habían indicado que la instalación podía recibir unas 3.000 centrifugadoras para enriquecer el uranio, pero que por el momento no había ninguna.Según informaciones entregadas por Teherán, esta instalación debería estar en condiciones de operar en 2011.La nueva inspección de la AIEA se produce luego del anuncio del ministro iraní de Relaciones Exteriores, Manuchehr Mottaki, del rechazo de su país a enviar al extranjero su uranio levemente enriquecido, es decir, al principal punto de la oferta de la AIEA formulada el 21 de octubre.Según diplomáticos occidentales, esta oferta prevé el envío hacia Rusia de buena parte del uranio iraní levemente enriquecido (3,5%) para que sea más enriquecido antes de ser transformado en combustible nuclear en Francia y destinado luego a un reactor experimental en Teherán."Estamos dispuestos a discusiones finales (con las grandes potencias) pero queremos garantías al cien por cien" en cuanto a la entrega del combustible "pues Irán tiene razón de no confiar" en los occidentales, dijo Soltanieh, citado por la agencia IRNA.El jueves en Manila, Mottaki había indicado que Irán estaba dispuesto a nuevas conversaciones pero al mismo tiempo rechazó hacer concesiones.Evocando eventuales sanciones más importantes, Mottaki advirtió: "Desde hace cuatro años, tienen la costumbre de hacer ésto. Pienso que son lo bastante cuerdos para no cometer los mismos errores. Evidentemente ellos deberán ver".La cuestión del enriquecimiento está en el centro del litigio entre Irán y las potencias del grupo de los Seis (Estados Unidos, Francia, Gran Bretaña, Rusia, China y Alemania) que temen que Teherán utilice el uranio para fines militares.

Más noticias

0 Comentarios