Irán sigue en actitud desafiante en materia nuclear pese a las presiones

Irán sigue en una actitud desafiante sobre su polémico programa nuclear, tras expresar su determinación a continuar con el enriquecimiento de uranio, pese a un informe crítico de la AIEA y a las presiones de EEUU, China y Rusia.

Irán sigue en una actitud desafiante sobre su polémico programa nuclear, tras expresar su determinación a continuar con el enriquecimiento de uranio, pese a un informe crítico de la AIEA y a las presiones de EEUU, China y Rusia."Irán continuará ejerciendo su derecho al uso pacífico de la energía nuclear, incluso el enriquecimiento" de uranio, declaró Ali Asghar Soltanieh, citado por la agencia Fars, reiterando lo que han afirmado en las últimas semanas los responsables iraníes.El tema del enriquecimiento está en el centro de la tensión entre Irán y las potencias del grupo de los Seis (Estados Unidos, Francia, Gran Bretaña, Rusia, China y Alemania) que temen que Irán lo utilice para fines militares aunque lo niegue.El uranio enriquecido sirve para producir combustible para reactores civiles, pero también, a un nivel elevado de enriquecimiento, en la fabricación de armas nucleares.Según el último informe de la Agencia Internacional de Energía Atómica (AIEA), Irán ha producido hasta ahora 1.763 kilos de uranio débilmente enriquecido.Como compromiso, la AIEA propuso el 21 de octubre la transferencia por parte de Irán de una gran parte de su uranio débilmente enriquecido (3,5%) a Rusia para ser más enriquecido allí, antes de transformarlo en Francia en combustible para su reactor de investigación en Teherán.Una solución intermediaria mencionada es que Irán envíe su uranio enriquecido para guardarlo en un depósito en Turquía.Pero Irán no ha dado una respuesta clara a la oferta de la AIEA al reclamar más negociaciones, en la medida en que el debate parece focalizarse en el volumen de uranio que Irán transferiría y las garantías de que será entregado a Irán.Las grandes potencias están molestas por la ausencia de respuesta formal de Irán y vuelven las amenazas de sanciones.Estados Unidos y China advirtieron a Irán que deberá asumir "las consecuencias" de un bloqueo en la negociación sobre su programa nuclear, declaró este martes el presidente norteamericano Barack Obama durante una conferencia conjunta en Pekín con su homólogo chino Hu Jintao."Nos hemos puesto de acuerdo en que la República Islámica de Irán debe dar garantías a la comunidad internacional de que su programa nuclear es pacífico y transparente", dijo Obama a la prensa."Irán tiene la oportunidad de demostrar que sus intenciones son pacíficas, pero si no aprovecha esta oportunidad, habrá consecuencias", advirtió Obama.China siempre se ha mostrado muy reticente a las sanciones contra Irán y hasta ahora ha tratado de dar la prioridad a la diplomacia.Sin embargo, en un comunicado conjunto publicado el martes, China y Estados Unidos señalaron "su preocupación ante los últimos acontecimientos relativos al (programa) nuclear iraní".Los dos países "llaman a Irán a comprometerse en forma constructiva con el grupo de los 5+1 y a cooperar plenamente con la AIEA para permitir una solución satisfactoria".

Más noticias

0 Comentarios