Irak aspira a retomar su lugar en el mapa del turismo mundial

Irak quiere volver a ser una meta de vacaciones y así lo hará saber en el Mercado Mundial del Turismo de Londres, una de las principales citas para los profesionales del sector a la que volverá esta semana tras diez años de ausencia del panorama del turismo mundial.

Irak quiere volver a ser una meta de vacaciones y así lo hará saber en el Mercado Mundial del Turismo de Londres, una de las principales citas para los profesionales del sector a la que volverá esta semana tras diez años de ausencia del panorama del turismo mundial.Tras un decenio de ausencia de las ferias internacionales del sector turístico, una delegación dirigida por Hammud al Yaqubi, el presidente del Comité de Turismo Iraquí, viajará a Londres para participar en el World Travel Market (WTM), el gran escaparate del turismo mundial abierto hasta el jueves en la capital británica."Es nuestra primera participación en una feria turística en Europa desde hace más de un decenio", reconoce con satisfacción Hasan Al-Fayadh, responsable de comunicación de la delegación, contactado telefónicamente por la AFP en Jordania, donde se encontraba retenido el martes por problemas de visados.Según Al-Fayadh, "Irak ya es un destino conocido del turismo religioso para los musulmanes de los países vecinos como Irán, Pakistán, Bahrein o India"."Pero nuestra estrategia ahora es atraer a los turistas de Europa, América y Asia, dado que la situación de la seguridad en el país ha mejorado", explica.Si se cree al responsable iraquí, pese a que los atentados suicidas siguen siendo portada de los diarios mundiales, las zonas peligrosas del país se reducen ahora ya a "unos pocos bolsones" y los turistas pueden acceder a numerosos lugares, sobre todo en la provincia autónoma del Kurdistán, al noreste del país, donde la seguridad "es muy buena".Al-Fayadh enumera los numerosos tesoros turísticos de Irak, empezando por las excavaciones arqueológicas de Mesopotamia, ese "país de los dos ríos" (el Tigris y el Eufrates) en la que destacan Ur y Babilonia y también considerada "la cuna de la civilización".Pero tampoco hay que desdeñar las maravillosas mezquitas y ciertas iglesias cristianas presentes en el territorio iraquí, que se encuentran entre las más antiguas del mundo.Además, Irak ofrece una gran diversidad cultural, sobre todo en el Kurdistán, donde se mezclan las influencias kurdas, turcomanas y árabes.Respecto a las infraestructuras de acogida, Irak sufre un enorme retraso tras años de guerra y violencia.En este sentido, su delegación oficial espera encontrar en Londres socios dispuestos a invertir en la hotelería, pues reconoce que los 784 establecimientos actualmente existentes en el país se hallan en un estado lamentable.En cuanto a los transportes, los aeropuertos iraquíes ofrecen por el momento muy pocos vuelos directos fuera de Oriente Medio. Pero, como subraya Al-Fayadh, la compañía de bandera Iraki Airways tiene previsto iniciar en noviembre conexiones con Londres. Asimismo, la aerolínea británica British Airways quiere poner en marcha en 2010 la conexión Londres-Bagdad.Por el momento, ciertos turoperadores occidentales se han atrevido a dar un primer paso. Algunos se aventuran ya regularmente a organizar viajes al Kurdistán e incluso un operador británico -por el momento la única en Europa- ofrece desde este año circuitos en el resto del país.El 'valiente' es Hinterland Travel, que se describe como un especialista en "viajes de aventura" y cuya lista de destinos es como el catálogo de las zonas que los gobiernos occidentales desaconsejan, tales como Afganistán, Cachemira, Pakistán o Birmania.Tras haber suspendido sus viajes a Irak de 2004 a 2008, el turoperador británico se enorgullece de haber vuelto al país de los dos ríos la pasada primavera y haber organizado ya cuatro circuitos, con tanto de guía turística regalada a los aguerridos participantes bajo el título de "Irak, aquí y ahora".

Más noticias

0 Comentarios