Investigan muerte de medio millar de aves marinas en el sur de Chile

Las autoridades sanitarias chilenas investigan la muerte de unas 600 aves marinas en una playa del sur de Chile, y los primeros indicios apuntan a que quedaron enredadas en una malla pesquera y se ahogaron, informó el Servicio Agrícola y Ganadero (SAG).

Las autoridades sanitarias chilenas investigan la muerte de unas 600 aves marinas en una playa del sur de Chile, y los primeros indicios apuntan a que quedaron enredadas en una malla pesquera y se ahogaron, informó el Servicio Agrícola y Ganadero (SAG).Las aves, conocidas como fardelas y cormoranes, fueron halladas muertas en las playas de Queule, comuna de Toltén (670 km al sur de Santiago), el mismo lugar en donde en marzo de este año aparecieron cientos de pingüinos muertos y en abril unas 900 toneladas de sardinas varadas."A partir de lo que observó el SAG en la playa, probablemente sean causas mecánicas, porque se encontraron daños y laceraciones en el cuerpo de las aves, lo que hace presumir que se atascaron en redes de pesca", dijo el director regional del SAG, Marcelo Cortez, a la AFP.A pesar de las evidencias, el SAG dispuso exámenes de laboratorio para las aves para descartar algún tipo de virus.Según el alcalde de Toltén, Rafael García, el hecho pudo deberse a la falta de fiscalización en la pesca industrial.El hallazgo motivó una reunión urgente del SAG con el municipio, la Oficina Nacional de Emergencia, Bomberos y Polícia. Las autoridades tomaron muestras de los animales y las enviaron a análisis.En mayo el fiscal de delitos contra el medio ambiente, Sergio Moya, determinó que la muerte de los pingüinos encontrados en esas mismas playas se debió a asfixia producida tras quedarse atrapados en redes pesqueras.

Más noticias

0 Comentarios