Invasión de Irak en 2003 fue ilegítima, afirma comisión investigadora

La invasión de Irak por Estados Unidos en marzo de 2003 fue ilegítima según el derecho internacional, indicó una comisión investigadora independiente holandesa, cuyas conclusiones fueron presentadas este martes en La Haya, que apoyó con un contigente la ocupación.

La invasión de Irak por Estados Unidos en marzo de 2003 fue ilegítima según el derecho internacional, indicó una comisión investigadora independiente holandesa, cuyas conclusiones fueron presentadas este martes en La Haya, que apoyó con un contigente la ocupación."La legitimación de la invasión militar de Irak no era suficiente según el derecho internacional", declaró el presidente de la comisión investigadora Willibrord Davids, en una conferencia de prensa en La Haya."Las resoluciones del Consejo de Seguridad (de Naciones Unidas) sobre Irak en los años noventa no otorgaban mandato para una intervención anglo-norteamericana", indicó el informe de la comisión.El informe de 551 páginas fue entregado al primer ministro holandés Jan Peter Balkenende, que ya era jefe del ejecutivo en 2003, y que aseguró que iba a "estudiarlo" antes de reaccionar.La Haya había justificado en 2003 su apoyo político a la operación debido a las violaciones por Irak de las resoluciones de desarme del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas. Estados Unidos y Washington justificaron la invasión alegando que existían armas de destrucción masiva en Irak.Entretanto, en Londres, el ex director de comunicación de Tony Blair, Alastair Campbell, afirmó el martes ante la comisión investigadora sobre la participación británica en la guerra de Irak que el ex primer ministro quiso una solución diplomática hasta dos días antes del conflicto.En una esperada comparecencia, el entonces influyente Campbell precisó que Blair creyó en la posibilidad de que el líder iraquí, Sadam Hussein, pudiera ser desarmado a través de la ONU hasta la votación del 18 de marzo de 2003 en la Cámara de los Comunes, que dio luz verde a la participación británica en la guerra."Hasta ese punto, el primer ministro tenía esperanzas de que esto pudiera resolverse pacíficamente", afirmó Campbell.Tras Campbell, todo el mundo espera a Blair, que debe declarar ante la comisión en la última semana de enero o la primera de febrero.Por otra parte, la postura de Holanda estaba "esencialmente basada en consideraciones de política extranjera", como la "solidaridad atlántica", y "contrariamente a la opinion de una mayoría de la población", subrayó la comisión investigadora holandesa.La comisión investigadora había sido creada en febrero de 2009 a pedido del gobierno, en respuesta a las presiones de la oposición, que se interrogaba sobre la legitimidad del apoyo político aportado por Holanda a la invasión de Irak.Integrada por ocho expertos, la comisión debía examinar el proceso que entre mediados del 2002 y mediados del 2003 llevó a que el gobierno holandés decidiera apoyar la invasión a pesar de la ausencia de resolución de la ONU.Según la comisión investigadora, en agosto de 2002 el ministerio de Relaciones Exteriores holandés, dirigido en esa época por el ex secretario general de la OTAN, Jaap De Hoop Scheffer, ya había decidido "la política de apoyo de Holanda a la invasión"."La cuestión de la legitimidad respecto al derecho internacional fue subordinada por el gobierno de la época a la línea directriz definida por Relaciones Exteriores", afirmó el informe de la comisión.En julio de 2003, Holanda envió unos 1.100 hombres al sur de Irak para participar en la fuerza multinacional dirigida por Estados Unidos bajo mandato de la ONU.La misión de ese contingente militar concluyó en la primavera de 2005.

Más noticias

0 Comentarios