Inicia 1 de los últimos grandes procesos del nazismo

John Demjanjuk será juzgado a partir de este lunes en Munich por haber participado en el asesinato de 27,900 judíos.

John Demjanjuk será juzgado a partir de este lunes en Munich, Sur, por haber participado en el asesinato de 27,900 judíos, en uno de los últimos grandes procesos del nazismo.

Este apátrida de origen ucraniano, de 89 años, que figura en 1er lugar en la lista de criminales nazis establecida por el Centro Wiesenthal, es acusado de haber sido guardia en el campo de exterminio de Sobibor, actualmente en Polonia.

Demjanjuk escapó a la pena capital hace cerca de 20 años en Israel, tras un proceso por hechos similares. El niega totalmente los hechos y puede ser condenado a la prisión perpetua.

Expulsado en mayo de Estados Unidos, donde vivía desde 1952, tras una batalla judicial en torno a su mala salud, el nazi fue considerado finalmente apto para ser juzgado por las justicias americana y alemana.

Este proceso que provoca una efervescencia mediática internacional en el pequeño tribunal de Munich se desarrolla en la capital regional de Baviera, pues el acusado vivió allí después de la guerra.

Como guardia en el campo de exterminio de Sobibor de marzo a septiembre de 1943, habría ayudado a gasear a deportados, especialmente de origen holandés.

Sin embargo, ninguno de los muy escasos sobrevivientes del campo presentes en el proceso dice haber visto personalmente a Demjanjuk, y los testimonios directos de que dispone la acusación son de sobrevivientes ya fallecidos.

Alrededor de 30 acusadores son en su mayoría hijos de deportados que fueron gaseados en Sobibor.

En Israel, fue condenado a muerte en 1988 por haber sido guardia en el campo de Treblinka con el apodo de Iván el Terrible. Pero luego fue absuelto por dudas sobre su identidad.

La acusación afirma ahora estar segura, pues posee una carta de identidad establecida por los SS a nombre de Demjanjuk, donde está registrado su traslado a Sobibor desde Trawniki, donde eran formados los guardias de campos de concentración.

Además, el tribunal israelí y luego la justicia estadounidense, cuando lo privó de su nacionalidad por haber mentido sobre su pasado, consideraron que fue guardia de campo de concentración, en especial en Sobibor.

John Demjanjuk afirma por su parte que fue capturado en 1942 cuando trabajaba en el Ejército Rojo y que pasó el resto de la guerra en campos de prisioneros, antes de emigrar a Estados Unidos donde trabajó en talleres de montaje automotor en Cleveland, Ohio, Norte.

Uno de sus 3 hijos, John Jr, afirmó que no hay "la más mínima prueba de que su padre haya hecho el más mínimo mal, o que haya asesinado a nadie".

Su abogado de Munich, Ulrich Busch, hizo sin embargo una rara declaración, al explicar que si el acusado estuvo en Sobibor fue contra su voluntad, y que no podía ser considerado responsable de los crímenes que fueron cometidos allí.

La defensa pidió en vano que el proceso se llevara a cabo a puerta cerrada para evitar que el acusado, que sufriría de varias enfermedades, entre ellas una de la médula osea, sea contaminado por virus.

"Desgraciadamente por su estado, mi padre no sobrevivirá físicamente al proceso", dijo John Jr.

Teniendo en cuenta su estado de salud, las audiencias fueron limitadas a 2 sesiones de 90 minutos cada una, 3 días por semana a lo máximo.

Para Efraim Zuroff, Director del Centro Simon Wiesenthal en Jerusalén, el proceso es un momento clave de la historia.

"El inicio del proceso de Demjanuk es capital por varias razones, ante todo porque es el criminal nazi más buscado y primero de la lista que publicamos, y además porque es juzgado por su responsabilidad en la muerte de 27,900 judíos y se sabrá por fin cual fue su papel exacto en la máquina de exterminio", comenta Zuroff.

Más noticias

0 Comentarios