Indígenas peruanos anuncian protestas si continúa persecución a dirigentes

Los indígenas peruanos dieron de plazo hasta el 12 de noviembre al gobierno para que cese la persecución a sus dirigentes y se retire el pedido de disolver la principal organización nativa, o de lo contrario realizarán marchas de protesta en todo el país.

Los indígenas peruanos dieron de plazo hasta el 12 de noviembre al gobierno para que cese la persecución a sus dirigentes y se retire el pedido de disolver la principal organización nativa, o de lo contrario realizarán marchas de protesta en todo el país."El plazo que le dimos (al gobierno) fue de 20 días para resolver nuestras demandas, que se debe cumplir el 12 de noviembre, si no las 1.350 comunidades realizarán marchas de protesta en todo el país", dijo a la AFP este domingo Edson Rosales, portavoz de la Asociación Interétnica de Desarrollo de la Selva Peruana (Aidesep).Una vez concluido el plazo se acordará el día en que las comunidades nativas se reunirán en las capitales de provincias para efectuar manifestaciones pacíficas, explicó el portavoz de la principal organización indígena de Perú.En octubre de este año tuvo lugar en Lima una reunión de los Apus (jefes) de las ocho organizaciones regionales que agrupan a las comunidades nativas para acordar el plazo a dar al gobierno para que resuelva los reclamos, informó Rosales.Las peticiones son dos: la primera, que se retire el pedido para disolver a la Aidesep, y la segunda, el cese de la persecución policial contra 84 dirigentes nativos.El procurador del ministerio de Justicia pidió en octubre a la Fiscalía la disolución de Aidesep porque su presidente, Alberto Pizango -actualmente asilado en Nicaragua-, hizo un llamamiento en mayo a la "insurgencia" durante una rueda de prensa.En el caso de los dirigentes, fueron denunciados por los sucesos del 5 junio, en los que una protesta de nativos amazónicos derivó en enfrentamientos con la policía en la región amazónica de Bagua, con el saldo de 34 muertos, 24 de ellos policías."La marcha la hemos llamado los 'cinco suyos' (vocablo quechua que significa región)" considerando a la amazonía como el quinto suyo, ya que en la época del Imperio de los Incas, su territorio estaba dividido en cuatro suyos, señaló.Rosales indicó que los dirigentes de Aidesep coordinan con los líderes de las organizaciones andinas para que participen de las movilizaciones.Saúl Puerta Peña, dirigente indígena, dijo hace unos días a la prensa que existe incoherencia en el Gobierno, porque mientras la Presidencia del Consejo de Ministro reconoce a Aidesep como representante de los nativos de la amazonía y se sienta con ella en mesas de diálogo, el ministerio de Justicia plantea su disolución con la propuesta de intervenir sus actividades.La Aidesep promovió en mayo pasado las protestas en la amazonía en rechazo a un paquete de leyes que modificaba las características de la propiedad del agua y la tierra en la selva, con el objeto de facilitar su transferencia para la inversión privada.Fue esta acción la que derivó en los enfrentamientos de junio y por la que la justicia abrió procesos penales contra líderes de Aidesep, varios de los cuales lograron asilo político en Nicaragua.El presidente de Aidesep, Alberto Pizango, fue el primero en asilarse en Nicaragua, mientras que otros se refugiaron en la selva.Las llamadas leyes de la selva fueron derogadas por el gobierno, que convocó a las organizaciones indígenas a formar mesas de diálogo para llegar a una propuesta legal consensuada, que aún no concluyen.

Más noticias

0 Comentarios