India, satisfecha con el Acuerdo de Copenhague

India, que teme que un compromiso sobre reducción de gases contaminantes amenace su desarrollo, se congratuló este martes por los resultados de la Cumbre de Copenhague y por la unidad de los países emergentes en esa caótica negociación, considerada como un fracaso en otras partes del mundo.

India, que teme que un compromiso sobre reducción de gases contaminantes amenace su desarrollo, se congratuló este martes por los resultados de la Cumbre de Copenhague y por la unidad de los países emergentes en esa caótica negociación, considerada como un fracaso en otras partes del mundo.India logró su objetivo de que no hubiera un acuerdo vinculante sobre la reducción de las emisiones de gas de efecto invernadero, declaró este martes, ante el Parlamento, el ministro indio de Medio Ambiente, Jairam Ramesh. "Podemos mostrarnos satisfechos de haber conseguido nuestro objetivo en la cuestión" de las metas de reducción de emisiones obligatorias, dijo. "Lo hemos hecho bastante bien", agregó, visiblemente satisfecho con los resultados de la conferencia de Copenhague.Según los expertos, India es uno de los países más contaminantes del mundo.El acuerdo obtenido el sábado pasado en Copenhague fue calificado por muchos observadores como insuficiente y decepcionante, pues no incluye los objetivos de reducción de los países industrializados recomendados por los científicos ni las metas a largo plazo para el conjunto del planeta.Los grandes países en desarrollo, India y China, están contra establecer objetivos vinculantes.Brasil, Sudáfrica, India y China -los países del llamado grupo BASIC- actuaron como un bloque durante la reunión para resistir a la presión de los países ricos, dijo Ramesh. "En ese grupo, India y China, trabajaron muy estrechamente", agregó. "Creo que el grupo BASIC ha surgido como una fuerza poderosa en las negociaciones sobre el cambio climático", dijo Ramesh, que recordó que esos países se habían reunido en Pekín antes de la reunión de Copenhague para fijar una posición común.Ramesh formuló sus apreciaciones sobre la conferencia de Copenhague al día siguiente de las declaraciones del primer ministro británico, Gordon Brown, acusando a China y otros países por el fracaso de la cumbre danesa.Para India, con una población de 1.100 millones de habitantes, los países ricos son históricamente responsables del calentamiento climático y deben financiar los esfuerzos de los países desarrollados. El acuerdo de Copenhague "tiene en cuenta que el desarrollo social y económico y la erradicación de la pobreza son las principales prioridades de los países en desarrollo", dijo Ramesh.El gobierno indio anunció antes de la conferencia que no permitirá que sus emisiones de gas per capita crezcan más allá del nivel de los países ricos. El gobierno indio anunció también que reducirá las emisiones de gas de efecto invernadero en un 20-25% para el año 2020 de forma voluntaria.El gobierno indio seguirá trabajando con sus aliados para "que los intereses de los países en desarrollo y de la India, en particular, sean protegidos en las negociaciones del 2010", afirmó Ramesh, refiriéndose a la conferencia ministerial prevista en México del 29 de noviembre al 10 de diciembre de 2010.El lunes pasado en Nueva York, el secretario general de la ONU Ban Ki-moon, convocó a los líderes mundiales "a comprometerse directamente en la búsqueda de un tratado mundial legalmente vinculante sobre el calentamiento global para 2010".Ramesh, que ha apoyado sistemáticamente la flexibilidad en el enfoque de la India, dijo que la estrategia de cambio climático del país "tiene que evolucionar y no quedar congelado en el tiempo".

Más noticias

0 Comentarios