Impresionantes testimonios de Sanación en Virginia

Este fin de semana se llevó a cabo la gran Misa de Sanación de Dale City, Virginia con una asistencia multitudinaria llena de fe y con muchas expectativas de recibir sanación.

Este fin de semana se llevó a cabo la gran Misa de Sanación de Dale City, Virginia con una asistencia multitudinaria llena de fe y con muchas expectativas de recibir sanación.

Muchas de las expresiones que escuchamos eran que las iglesias se están quedando pequeñas por la cantidad de personas que mes tras mes se dan cita al encuentro de un Cristo sanador y liberador. La Misa fue celebrada pro el padre Jose Eugenio Hoyos, director de la Renovación Carismática de la Diócesis de Arlington, el Padre Milton Acevedo de la parroquia de Nuestra Señora de los Ángeles, el Padre Gerry Creedon de la Sagrada Familia y el Diacono Sergio Alvarez y lógico sin faltar y con gran entusiasmo la legión de servidores del Ministerio de Sanación de la Diócesis de Arlington.

Los testimonios del poder de las llagas y la sangre de Cristo no se hicieron esperar, se sintió la unción del Nazareno que con una presencia viva daba esperanza a cientos de enfermos de todo tipo que esperaban su turno de ser sanados por Jesús el hijo de Dios.

Con oración profunda varios asistentes daban sus maravillosos testimonios recibidos de las propias manos de Cristo. Nos sorprendió que la mayoría de ellos se relacionaban con la enfermedad del cáncer, hasta un matrimonio llamo la atención de los asistentes al declarar ante la comunidad que el esposo fue diagnosticado de cáncer en los pulmones y la esposa cáncer en los ovarios, después de estar desahuciados lo único que pensaron los sanaría seria el acercarse a través de la oración a Cristo, Medico Divino. Después de frecuentar las Misas de Sanación y los grupos de oración, los médicos les han dado diagnostico positivo y más años de vida.

Pudimos escuchar y atestiguar sanaciones de depresión, de tiroides, migraña, próstata y embarazos de personas infértiles. Dios ha estado grande entre nosotros, la oración tienen poder. Para Dios todo es posible basta creer y tener fe. ¡Amen!

Más noticias

0 Comentarios