Iberia y British Airways crearán la tercera aerolínea de Europa

Las aerolíneas española Iberia y británica British Airways han llegado este jueves a un acuerdo que sienta las bases para la fusión de ambas compañías, para crear el tercer grupo aéreo europeo y uno de los mayores del mundo.

Las aerolíneas española Iberia y británica British Airways han llegado este jueves a un acuerdo que sienta las bases para la fusión de ambas compañías, para crear el tercer grupo aéreo europeo y uno de los mayores del mundo."Los Consejos de Administración de Iberia y British Airways han aprobado hoy la firma de un acuerdo vinculante que fija las bases para una fusión de las dos compañías, con el fin de crear uno de los mayores grupos aéreos del mundo", que tendrá su sede en España, según un comunicado conjunto.El acuerdo, que culmina una negociación de 16 meses, permitirá la creación de una compañía holding que, bajo el nombre de "TopCo", será la propietaria de ambas compañías, las cuales mantendrán sus respectivas marcas y operaciones, después de la fusión que se hará mediante un canje de acciones.Los accionistas de British recibirán una acción de TopCo por cada acción que tengan en BA y los de Iberia recibirán 1,0205 acciones de la nueva compañía por cada una de la española.Según el acuerdo, "los accionistas de Iberia tendrán el 45% de TopCo y los de British Airways el 55%", lo que permite salvar uno de los principales escollos en las negociaciones, que era el peso que tendría cada aerolínea en el nuevo grupo, en el que desde el principio se estableció que British tendría la mayor parte.Como según su capitalización bursátil actual, British valdría unos 2.760 millones de euros e Iberia unos 2.130, un ratio 55%-45% refleja sus pesos respectivos, que sumarían 4.900 millones de euros.BA e Iberia buscan con esta iniciativa, anunciada en julio de 2008, competir con los dos actuales líderes europeos: Lufthansa y Air France-KLM, pero las dificultades del sector del transporte aéreo durante la crisis, la evolución de su capitalización bursátil y el plan de jubilaciones de la compañía británica complicaron las negociaciones.El plan de jubilaciones sigue siendo visto con recelo por la compañía española, que ha incluido en una claúsula que le permite retirarse si "el acuerdo final entre British Airways y los administradores de sus fondos de pensiones no es razonablemente satisfactorio para Iberia porque implique un empeoramiento significativo de las premisas de la fusión proyectada".El nuevo grupo será presidido por el actual presidente de Iberia, Antonio Vázquez, con el presidente de BA, Martin Broughton, como vicepresidente y dirigida por Billie Walsh, actual consejero delegado de BA, ocupando el mismo cargo en la nueva compañía.El consejo de administración estará compuesto por 14 miembros, siete de los cuales serán nombrados por Iberia y los otros siete por BA."Este acuerdo es un paso de gigante en la historia de Iberia y de BA; estamos sentando las bases de lo que será una de las mayores aerolíneas del mundo, una verdadera aerolínea global. Creo que gracias a esta operación, que es la más importante de la industria aérea europea en los últimos años, estamos realmente bien preparados para hacer frente a los retos de futuro", afirmó Vázquez, según el comunicado conjunto.La fusión, que ambas compañías esperan concluir antes de finales de 2010 y cuyo acuerdo definitivo esperan firmar en el primer trimestre del próximo año, aportará "unas sinergias potenciales de 400 millones de euros (593,8 millones de dólares) anuales al final del quinto año una vez se complete la fusión, con un coste total de 350 millones de euros (519,5 millones de dólares)".TopCo gestionará una flota de 419 aviones y volará a 205 destinos que transportará a unos 600 millones de pasajeros, combinando la fuerte presencia de BA en América del Norte, Asia y Africa con la preponderancia de Iberia en las rutas hacia Latinoamérica."La fusión creará una compañía aérea europea fuerte y capaz de competir en el siglo XXI. Ambas aerolíneas van a conservar su marca y cultura, al tiempo que su unión les aportará sinergias significativas", afirmó Walsh.La fusión entre Iberia y British, que trató sin éxito de comprar la compañía española en 2007 con un fondo de capital riesgo estadounideses, podría también ayudarles a reducir costes después de haber sufrido ambas importantes pérdidas debido a una reducción de la demanda durante la crisis y a la feroz competencia de las compañías "low cost" en sus mercados.

Más noticias

0 Comentarios