Huelga de transportistas amenaza con paralizar Philadelphia

El sindicato de transportistas del local 234 votó para autorizar una huelga para este fin de semana que dejaría sin servicio a un millón de pasajeros por día y que congestionaría caóticamente los juegos de la Serie Mundial en el estadio de Los Phillies.

Huelga de transportistas amenaza con paralizar Philadelphia Huelga de transportistas amenaza con paralizar Philadelphia

Huelga de transportistas amenaza con paralizar Philadelphia

La directiva del sindicato y representantes de SEPTA, la empresa de transporte público que opera en los condados de Filadelfia, Bucks, Chester, Delaware y Montgomery, en Pennsylavania, reanudaron las conversaciones que se habían estancado hace 7 meses, para resolver los problemas de los 4,700 empleados que se encuentran sin contrato desde el 15 de marzo.

Las discrepancias giran en torno a las demandas de parte del sindicato que busca  que  SEPTA modifique su política de no aumentar los salarios de sus empleados por los próximos cinco años. Según el sindicato, esta medida se impone al mismo tiempo que la empresa ha visto un incremento en el número de pasajeros, en las tarifas, y en los fondos proporcionados por Estado. Adicionalmente, ha recibido $211 millones en ayuda provenientes del Programa Federal de Estímulo. De estos, el sindicato exige que se use el 10% para solventar gastos de operaciones. El sindicato también acusa a SEPTA de querer aumentar el monto de las contribuciones que por motivos de seguros de salud realizan sus empleados.

Por su parte, representantes de SEPTA aseguran que los números no son correctos.

Explican que el súbito despunte en el número de pasajeros que se dio el año pasado se debió al precio de la gasolina de $4 por galón. Pero que en la actualidad la empresa ha perdido 5% de usuarios debido a que muchos se han quedado sin trabajo y el precio de la gasolina se ha estabilizado. Con respecto al uso del 10% de fondos del plan de estimulo, dijeron que por ley, estos sólo pueden ser usados en programas de mejoramiento listos para comenzar.

Ambas partes se reunirán nuevamente este lunes y martes para tratar de resolver todas las divergencias. Sin importar el desenlace,  SEPTA ha implementado un plan de contingencia.

Una posible huelga interrumpiría los servicios de tranvías, ómnibuses, del subterráneo naranja “Broad Street” entre el centro de la ciudad hasta el complejo deportivo del Sur de Philadelphia, y del subterráneo azúl “Market-Frankford” desde la zona este hasta los suburbios del oeste.

Más noticias

0 Comentarios