Honduras: gobierno de facto espera consolidar estabilidad con elecciones

El gobierno de facto de Roberto Micheletti espera que las elecciones generales del 29 de noviembre le devuelvan la estabilidad política al país, pese a la resistencia de los opositores al golpe de Estado, y poco a poco la comunidad internacional acabe aceptando la situación.

El gobierno de facto de Roberto Micheletti espera que las elecciones generales del 29 de noviembre le devuelvan la estabilidad política al país, pese a la resistencia de los opositores al golpe de Estado, y poco a poco la comunidad internacional acabe aceptando la situación.Micheletti aseguró que el 80% de los hondureños quiere las elecciones e instó "al otro 20% a que acudan a las urnas a elegir al ciudadano que va a solucionar los problemas de nuestro país" a partir del 27 de enero del 2010.El magistrado del Tribunal Supremo Electoral (TSE), Enrique Ortez Sequeira, prometió en declaraciones al Canal 3 de televisión que "el proceso electoral se va a llevar a cabo con normalidad pero con las medidas preventivas que se requieran"."El ejército policía, la fiscalía, la Corte Suprema de Justicia, todas las instituciones del Estado tenemos una sola voz... sabemos que hay enemigos de la democracia que quieren atemorizar a los electores", admitió el funcionario.El gobierno de facto espera que la comunidad internacional acabe por reconocer el proceso, aunque no se restituya al presidente depuesto, Manuel Zelaya.El presidente depuesto, que permanece refugiado en la embajada de Brasil desde el pasado 21 de septiembre, ha advertido que no se pueden llevar a cabo las elecciones bajo un régimen golpista, sin los 90 días de campaña que exige la Ley Electoral.Hasta ahora, sólo Estados Unidos ha dado su apoyo al proceso electoral del 29 de noviembre, en el que participan 5 candidatos a la presidencia, tras la retirada de un independiente en protesta por la no restitución de Zelaya.El subsecretario de Estado adjunto para América Latina, Craig Kelly, quien estuvo en Tegucigalpa, manifestó su apoyo al proceso."La presencia de él ha dado mucha esperanza sobre la posición de Estados Unidos, porque estamos esperanzados en que se reconozcan las elecciones, tenemos absoluta confianza", dijo Micheletti.Sin embargo, para Zelaya, la posición de Estados Unidos "nos ha dejado a la mitad del río diciendo ahora que su prioridad son las elecciones y no la restitución de la democracia", dijo Zelaya a la emisora ADN Radio de Costa Rica.En cambio, el secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), José Miguel Insulza, sigue exigiendo la restitución del depuesto mandatario Manuel Zelaya, previo a los comicios.Micheletti no le toma muy en serio: "ese señor (Insuzla) un día dice una cosa, otro día dice otra, esperamos que cambie muy pronto para que diga que sí van a venir" los observadores de la OEA al proceso electoral.De todas formas, Micheletti admitió que el proceso electoral afronta algunas dificultades.A nivel interno, los partidarios de Zelaya aglutinados mayoritariamente en la Resistencia al golpe de Estado del 28 de junio, ya han anunciado su boicot a los comicios.Micheletti también ha alertado sobre la "pretensión de venezolanos y nicaragüenses de obstaculizar las elecciones", según informaciones del ejército, aseguró Micheletti.Una serie de atentados, aunque causando daños manteriales menores, ha tenido lugar en la capital. Hacia la medianoche del jueves explosionó misteriosamente una granada en la zona de Miraflores, en las proximidades de las bodegas donde guarda el material el Tribunal Supremo Electoral (TSE).El candidato de Unificación Democrática (UD, izquierda), César Ham, quien ha formado parte del Frente de Resistencia, confirmó su participación en los comicios."Hemos decidido participar, hemos decidido llegar al poder de la nación a través de las elecciones", declaró Ham en entrevista a una estación local de televisión.

Más noticias

0 Comentarios